Mercadona ahorra 410 millones de euros gracias a su nueva estrategia

  • La cadena de supermercados asegura que el recorte de costes repercute en el precio de los productos, pero sin menoscabar la calidad · Todo ello, a costa del beneficio, que caerá a la mitad a finales de 2009

Comentarios 7

La cadena de supermercados Mercadona puso en marcha una nueva estrategia. Se trataba de analizar todas las referencias -hasta 9.000- para descartar las que no se vendían o no aportaban valor al producto; reducir costes en el proceso de fabricación y almacenaje; repercutir la bajada de materias primas en el consumidor y, en el caso de frutas y hortalizas, introducir la venta a granel. Todo con un objetivo: reducir al máximo, sin menoscabar la calidad, el precio del producto.

La estrategia ha suscitado adhesiones y críticas y Mercadona la defiende con datos. Según los cálculos de la cadena, en los primeros diez meses del año ha ahorrado 410 millones de euros con estas medidas. Fuentes de la empresa señalan que ello ha servido para rebajar los precios manteniendo la calidad -hasta un 10% de media, con la idea de reducirlos hasta un 17% este año- y no para aumentar el beneficio. Se prevé que éste baje a la mitad en 2009. En 2008, fue de 320 millones de euros.

Desde Mercadona se aboga por "volver a la sencillez". Por eso, en la revisión del surtido se han eliminado hasta 1.000 referencias que no añadían valor, por estar duplicadas, porque había exceso de formatos o porque eran productos con poca rotación. De ellas, 400, casi la mitad, corresponden a las marcas propias de la cadena, 400 a otras enseñas y 200 son de productos perecederos.

Una parte sustancial del ahorro procede de la revisión de procesos y productos. Así, la venta a granel de frutas y verduras ha supuesto una reducción de costes de 175 millones de euros. Mercadona calcula que ha dejado de gastar diez céntimos por cada bandeja de plástico y 35 céntimos por kilogramo "si se tiene en cuenta la supresión de la manipulación y la eliminación del peso unificado por bandeja".

Ha cambiado el envasado, el empaquetado, los diseños y, por ejemplo, el modo de transportar las mercancías. Sólo en plásticos Mercadona estima que ha ahorrado 30 millones, en cartón seis y en tinta, dos millones. La introducción de la bandeja PET ha significado un menor coste de cuatro millones, la "simple eliminación" de los envases de leche 2,6 millones y algo aparentemente tan poco significativo como cambiar las serigrafías de las conservas por etiquetas de papel, 1,5 millones.

Capítulo aparte merece el transporte. Mercadona ha acercado las fábricas de los interproveedores a sus bloques logísticos (ahorro de diez millones) y ha reducido el packaging (todo lo referido al embalaje del producto) en cereales, frutos secos, helados, postres o cremas de manos, lo que supone una disminución en los gastos de tres millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios