La Junta investiga la muerte de 400 ovejas en la Sierra de Cádiz

  • Los técnicos barajan como causas un posible brote de 'lengua azul' o una intoxicación

La Junta de Andalucía investiga la muerte de 400 ovejas que han aparecido sin vida en dos explotaciones distintas ubicadas en Arcos de la Frontera. El delegado provincial de Agricultura, Juan Antonio Blanco, aseguró que "no se puede asegurar, pero tampoco se descarta, que sea lengua azul". "Hay varios síntomas compatibles con la enfermedad de la lengua azul, pero no podemos concluir hasta no tener resultados", indicó.

Según Juan Antonio Blanco los veterinarios barajan varias hipótesis, desde la lengua azul, hasta la enterotoxemia, una infección en el tracto intestinal por un exceso de proteínas consumidas cuando la hierba está fresca, pasando por una intoxicación por la ingesta de hongos.

Los animales, que habían sido vacunados contra la lengua azul, pertenecen a dos explotaciones ganaderas distintas, separadas entre sí por varios kilómetros. En la primera de ellas aparecieron los primeros cadáveres junto al Molino del Algarrobo, bajo la Peña Mirador de Arcos. Sólo allí se han encontrado unas 230 reses sin vida. La segunda explotación ha contabilizado alrededor de 150 ovejas muertas, localizadas en la carretera que une Arcos con El Bosque. El resto del rebaño, de unas 1.500 ovejas, fue inmovilizado por la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios