La Junta busca fórmulas para impedir el cierre de Ercros en Huelva

  • La empresa lanza un nuevo plan de ajuste tras las pérdidas de 203 millones en 2008

Rechazo absoluto al cierre de las tres plantas que Ercros tiene en Huelva y una advertencia: se pondrán en marcha todos los mecanismos disponibles para impedir los planes de la multinacional catalana, que se traducen en la destrucción de 123 empleos directos y otros tantos indirectos y la consiguiente debilitación del tejido industrial de la provincia. Ha sido la respuesta de la Junta de Andalucía ante el anuncio de la puesta en marcha del plan de ajuste que la empresa hizo público el pasado martes.

La Junta considera que ni las formas ni el fondo son los apropiados. En primer lugar porque se ha suprimido la posibilidad de diálogo y negociación con la plantilla que se presupone en cualquier proceso de reestructuración y, segundo, porque desde el Gobierno autonómico se entiende que la actividad de la empresa debe continuar en la provincia. Ercros justifica el nuevo plan de ajuste en la adecuación de la estructura productiva de la empresa a la caída de la demanda de sus productos, lo que el año pasado les llevó a declarar unas pérdidas de 203,39 millones. Su decisión se basa en una reducción de costes, que cuantifican en 48 millones anuales. La junta general de accionistas decidió hace 15 días una reducción del capital social de la compañía, que se fijó en 161 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios