Inditex gana un 12% más gracias al mercado asiático

  • España concentró el 25% de la facturación del grupo textil frente al 28% de un año antes. El imperio de Amancio Ortega contaba en 2011 con 5.527 tiendas en 82 mercados de todo el mundo.

El grupo textil español Inditex, dueño de Zara, logró un beneficio neto de 1.932 millones de euros en su ejercicio correspondiente a 2011, el 12% más que en el periodo anterior, mientras que sus ventas crecieron el 10% y se situaron en 13.793 millones de euros de la mano de Asia, principalmente China. El resultado operativo mejoró un 10% y sumó 3.258 millones, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un comunicado, en el que añadió que el repunte de las ventas a tipos de cambio constantes fue del 11%.

El resultado de explotación (ebit) fue de 2.522 millones, el 10% más, con subidas del39% para Massimo Dutti (238) y del 12% para Zara (1.725), y descensos del 19% para Bershka y Oysho, mientras que Uterqüe redujo sus pérdidas a 8 millones (dos menos).

España concentró el 25% de la facturación del grupo frente al 28% que aportó un año antes, con lo que su peso en el conjunto del negocio de Inditex se redujo en tres puntos, mientras que Asia pasó a concentrar el 18% de las ventas frente al 15% de 2010. El resto de Europa y América mantuvieron su peso en el 45 y el 12%, respectivamente, según Inditex, que al cierre del año contaba con 275 tiendas en China, con lo que este país se sitúa como su mercado más importante fuera de Europa.

La cifra de negocio en superficie comparable (en tiendas abiertas durante los dos últimos años completos) se incrementó un 4%, añadió Inditex, que subrayó que este indicador incluye el 80% de las ventas en tienda.

En su año 2011 (febrero 2011 a enero 2012), Inditex sumó 483 aperturas netas e incrementó su superficie comercial un 9,7%, con lo que al final del ejercicio contaba con 5.527 tiendas en 82 mercados de todo el mundo. Su marca Zara lideró las aperturas, con 113 nuevos locales, seguido de Bershka y Stradivarius (ambas con 91), Pull & Bear (65), Massimo Dutti (43), Zara Home (26) y Uterqüe (9), según la compañía, cuyos resultados han superado ligeramente las expectativas de los analistas. Todas las cadenas del grupo registraron aumentos en sus ventas, con subidas del 10% para Zara, del 13% para Massimo Dutti, y del 12% para Stradivarius y Pull & Bear.

Al 31 de enero, Inditex sumaba 109.512 empleados, el 9,4% más, y la compañía cerró el ejercicio con un margen bruto de 8.180 millones de euros, el 59,3% de las ventas, igual al de un año antes. Respecto al inicio del año, las ventas de Inditex a tipos de cambio constantes y corregido el efecto calendario (este año es bisiesto), aumentaron un 11% entre el 1 de febrero y el 14 de marzo respecto al mismo periodo de 2011. El grupo fundado por Amancio Ortega recordó que la campaña primavera-verano depende en gran medida de lo que ocurra en Semana Santa.

En su ejercicio de 2012, la compañía tiene previsto invertir 950 millones de euros y abrir entre 480 y 520 tiendas, a lo que añadió que aproximadamente el 70% de dichas aperturas ha sido asegurado ya contractualmente. A lo largo del año, Massimo Dutti abrirá sus primeras tiendas en Estados Unidos y Canadá, e Inditex prevé que Zara comience a vender por internet en China durante la campaña de otoño-invierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios