El Íbex cierra otro mes en negativo pese al alza registrada en la semana

  • El selectivo acaba febrero con un descenso del 0,44%, que no puede ser compensado con la subida semanal del 1,17%

La Bolsa española ha perdido en la recta final de febrero la oportunidad de romper su racha de caídas desde noviembre. El selectivo español cerró ayer en 13.170,4 puntos tras dejarse un 0,77 por ciento de su valor en una sesión en la que se movieron 5.044 millones. En la semana, sin embargo, el Íbex se revalorizó un 1,17 por ciento, mientras que, en todo el mes, perdió un 0,44. En lo que va de año el descenso asciende al 13,25.

La Bolsa de Nueva York tuvo mucho que ver con el retroceso de la última jornada. Los datos económicos, que mantuvieron presentes los temores de recesión en EEUU, unidos al encarecimiento del barril Texas, fueron determinantes para las pérdidas de la sesión. En Europa, a la caída del Íbex se sumó la del resto de índices. Así, el DAX de Fráncfort se dejó un 1,93 por ciento, el FTSE londinense un 1,74, y el CAC parisino un 1,53 por ciento.

En España, la debilidad fue generalizada entre los grandes valores del selectivo. BBVA terminó la jornada con una caída del 1,22 por ciento; Santander y Repsol descendieron un 1 por ciento cada uno; Iberdrola, un 0,83, y Telefónica, un 0,57. Entre los otros bancos, sólo se salvó el Popular, con un repunte del 0,2 por ciento.

El resto de los recortes correspondieron a BME (el mayor, con un 7,81 por ciento menos), seguido de Colonial (-3,70) y Criteria (-3,39 por ciento).

Del lado de las ganancias, Gamesa fue la que lideró las subidas, con un avance del 2,07 por ciento, entre las que también destacó REE (con un 1,62 más).

Desde la óptica semanal, en el mercado doméstico, sin duda, los mejores comportamientos se los apuntó Banco Popular, con un alza del 9,81 por ciento, Sacyr Vallehermoso, con un 7,50 más, Ferrovial, con otro alza del 4,87, y Enagás, que terminó con un repunte del 4,40 por ciento.

Entre los descensos semanales destacó especialmente el mal tono de Colonial, que perdió un 19,75 por ciento inmersa en las negociaciones de venta de sus principales accionistas, Luis Portillo y Grupo Nozar. Le siguió Bolsas y Mercados Españoles (BME), con un recorte del 9,98, y Acciona, que terminó las cinco sesiones con una caída global del 3,48.

Entre los grandes, destacar la buena evolución de la banca a pesar de las turbulencias exteriores, con BBVA y Santander a la cabeza, con ganancias del 1,62 y el 1,79 por ciento, respectivamente. Telefónica, tras los resultados récord, recuperó un 1,26 y Repsol cosechó las alzas más significativas, un 4,24. Por su parte, Iberdrola retrocedió un 2,24, el valor más penalizado de los blue chips del mercado español.

En los mercados de divisas, el euro batió ayer otro récord al superar la cota de los 1,5239 dólares tras las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke, sobre la economía del país, que vienen a refrendar con datos las alarmas de recesión económica. El petróleo, por su parte, también siguió en máximos históricos. Y es que, a pesar de las caídas, el barril de Brent -de referencia en Europa- se mantuvo por encima de los 100 dólares con la vista puesta en la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Viena del próximo miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios