Iberdrola Renovables desarrollará cuatro proyectos de energía eólica marina en Huelva y Cádiz

  • 'Costa de la Luz' y 'Punta del Gato' forman parte de un plan estratégico de seis instalaciones que estarán en funcionamiento entre 2011 y 2015.

Comentarios 9

Iberdrola Renovables pretende desarrollar cuatro proyectos de energía eólica marina en las costas de Huelva y Cádiz, que alcanzarán una potencia total de unos 1.992 megawatios (MW), según informó hoy la compañía, que apuntó que a estos cuatro proyectos se suman otros dos en la costa de Castellón.

La filial de Iberdrola ha presentado estas seis propuestas -que suman 3.000 megawatios-al Ministerio de Industria de acuerdo con la regulación actual, que establece un marco retributivo para estas instalaciones.

En concreto, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán ha solicitado la reserva de zonas para la realización de estudios previos a la petición de autorización de los proyectos, denominados Costa de la Luz y Punta del Gato, en Huelva; y Costa de la Luz y Banco de Trafalgar, en la costa de Cádiz. En Castellón se encuentran los proyectos Punta de las Salinas y Costa de Azahar (Castellón). Cada uno de estos seis proyectos cuenta con una potencia estimada de 498 MW.

Estas instalaciones entrarían en funcionamiento en el periodo 2011-2015, por lo que no están incluidas en el Plan Estratégico 2008-2010 de la compañía, y su capacidad es adicional a la cartera de proyectos de 42.000 MW que posee en la actualidad.

A los planes en España se suman otros 200 MW en proyecto en Reino Unido, donde la filial de renovables de Iberdrola planea instalar los parques eólicos marinos de West of Duddon Sands (167 MW) y Shell Flats (35 M), así como el desarrollo de varias instalaciones en Alemania.

Por otro lado, la compañía también desarrolla proyectos marinos de energía de las olas, como el iniciado en la planta piloto de energía de las olas de Santoña (Cantabria), que se convertirá en la primera de este tipo puesta en marcha en Europa.

A este proyecto pionero en Cantabria se suma la planta de energía de las olas que está desarrollando frente a las Islas de Orkney, al norte de Escocia, que se convertirá en la más grande del mundo por capacidad instalada (tres MW).

También participa, a través de su filial ScottishPower, en otro proyecto consistente en el desarrollo de un prototipo para aprovechar la energía de las mareas, que también se ubicará en aguas escocesas. El complejo, impulsado junto a la compañía noruega Hammerfest Strom, servirá de referente para establecer el potencial de esta tecnología y su impulso en el resto de la región y a nivel global.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios