Golpe al bolsillo en Semana Santa

  • El euro más robusto de la historia es incapaz de compensar la escalada del precio del crudo, que se traslada al de los combustibles · Con 16 millones de desplazamientos, llenar el depósito es hasta 13 euros más caro

Comentarios 7

El precio del petróleo sube y con él la inflación. Consecuencia: las familias pierden poder adquisitivo y el consumo re resiente. La interminable escalada del crudo continúa y el final ni siquiera se atisba en el horizonte. Con motivo de las vacaciones de Semana Santa los desplazamientos por carretera se multiplican (desde el 14 al 24 de marzo la Dirección General de Tráfico estima que se producirán 15,6 millones) y el aumento del precio del oro negro ha contribuido a que los combustibles se disparen.

La decisión a primeros de marzo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no aumentar su producción, a pesar de la creciente demanda del crudo en China, junto con la existencia de movimientos especulativos en el mercado del petróleo, son las principales causas de que el avance del precio del petróleo se haya desbocado en las últimas semanas. El barril Brent, de referencia en Europa, alcanzó su máximo histórico la semana pasada cuando superó los 108 dólares. Pese a relajarse desde el martes, la cotización del barril aún superaba ayer la barrera psicológica de los 100 dólares.

En medio de esta revolución de precios, el transporte es el gran afectado, máxime si se tiene en cuenta la escalada del combustible más utilizado en el sector, el gasóleo, que el 13 de marzo superó por primera vez en la historia el coste de la gasolina sin plomo de 95 octanos. Pero al margen de los transportistas y de los agricultores, son los ciudadanos de a pie quienes más perciben la subida de los carburantes. Y es que llenar el depósito cuesta entre 7 y 13 euros más que hace un año.

Según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, recargar un depósito medio de 55 litros cuesta ya 62,6 euros si es de gasolina (frente a los 55,10 euros de hace 12 meses), y 63,4 euros, si es de gasóleo (frente al precio de 50,47 euros un año atrás). El avance del precio del gasóleo por encima del de la gasolina se explica por el peso que el primero ha adquirido en el parque automovilístico (el 73% del total) y por tanto, en la demanda.

El precio del petróleo, y en consecuencia el de los carburantes, inició una pronunciada tendencia alcista en octubre de 2007, suavizada en diciembre y en los últimos días de enero. El secretario de Estado de Economía en funciones, David Vegara, ha reconocido esta semana que la situación es "más compleja e incierta que hace unos meses", aunque volvió a atribuir la subida de la inflación a problemas globales. Asimismo, admitió que la fortaleza del euro no está compensando el alto precio del crudo, cuadriplicado en los últimos cuatro años. En un país como España, sin recursos petrolíferos, Vegara apuntó como solución "la mejora de la eficiencia energética".

En esta Semana Santa los españoles notarán más que nunca la subida de los combustibles, ya que durante estos días se producirán casi 16 millones de desplazamientos, un millón más que el año pasado. Pese a que la confianza de los consumidores está minada y la inflación hace estragos en la cartera de las familias, las vacaciones son sagradas, como lo demuestra este incremento de desplazamientos o el nivel de ocupación hotelera durante estas fechas (del 85%).

Para compensar el sobrecoste de los precios de los carburantes, un reciente estudio elaborado por Autofácil apunta que la forma de conducción y comparar precios de seguros, talleres y gasolineras puede ahorrar más de 1.300 euros al año. En este sentido, la gasolina sin plomo de 95 octanos más barata en la Península se encuentra en la provincia de Huesca (1,024 euros el litro). En las provincias de Valladolid y Málaga se ubican las siguientes gasolineras más económicas, con 1,025 y 1,029 euros el litro.

Dentro de las ciudades, las estaciones de servicio más asequibles se localizan en Lérida (1,046 euros/litro), Soria (1,049 euros), Pamplona (1,059 euros) y Huesca (1,067 euros). En cuanto al gasóleo, el más barato puede encontrar en las provincias de Guadalajara, a 0,924 euros/litro; Valladolid, a 0,925 euros/litro, y Sevilla, a 0,955 euros/litro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios