España es el país desarrollado donde sale más caro usar el móvil

  • Los clientes de mayor consumo llegan a pagar el doble de la media de la OCDE y cinco veces más que en países como Dinamarca u Holanda.

Comentarios 12

En pocos países resulta tan caro hablar por el móvil como en España. Sólo las facturas de telefonía móvil de estadounidenses y canadienses se asemejan a las españolas, pero, eso sí, con la diferencia de que en aquellos países el poder adquisitivo de los ciudadanos es muy superior al nuestro.

Un informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) revela que España es el país desarrollado -de los 30 que componen el conocido como Club de los países ricos- donde tener un consumo alto de telefonía móvil pesa más al bolsillo. En cifras, esto se traduce en que una persona que llame mucho por el móvil en España se gasta 956,86 dólares al año (674 euros), mientras que en Dinamarca, en el extremo opuesto, sólo desembolsa 182,95 dólares (129 euros), cinco veces menos.

La OCDE considera que el consumo es elevado cuando el cliente realiza 1.680 minutos en llamadas al año y envía 660 mensajes de texto y 12 mensajes multimedia. El coste medio de este consumo en la OCDE es de 489 dólares (355 euros), o lo que es lo mismo, la mitad que en nuestro país.

Por detrás de España, entre los que hablan mucho por el móvil, los que más pagan son eslovacos y checos, con 900 y 851 dólares, respectivamente. Mientras, junto a las de los daneses, las carteras que sufren menos el peso de este capítulo son las de holandeses (187 dólares) y suecos (196). Paradójicamente, en estos países del norte de Europa el poder adquisitivo también es mucho más elevado que el español.

Pero el agravio comparativo no se queda ahí. Los españoles tampoco salen beneficiados si tienen un consumo medio o bajo de móvil, ya que en ambos casos España se encuentra en segundo lugar sólo superada por Estados Unidos.

Por un consumo bajo (360 minutos de llamadas de voz al año, 396 mensajes de texto y ocho mensajes multimedia), en España se pagan 250 dólares (176 euros), mientras que en Dinamarca, el país más barato, el coste es de 50 dólares (cinco veces menos), y la media es de 163 dólares. En el caso de un consumo medio (780 minutos de llamadas de voz, 600 mensajes de texto y 8 de mensajes multimedia), en España se desembolsan 508 dólares (358 euros). En este supuesto el coste medio de la OCDE es de 317 dólares y el del país más barato, que es Holanda, 131 dólares.

Según los datos de la OCDE, que advierte que no ha tenido en cuenta los planes de fidelización ni los descuentos de las compañías, el factor diferenciador de España se encuentra en el precio de los mensajes de texto, "el más alto con diferencia de toda la OCDE". Junto con Alemania, se sitúa también a la cabeza de este ranking, con precios que alcanzan los 0,22 dólares (0,15 euros) por sms, mientras que el coste medio en los 30 países ricos agrupados en el organismo fue de 0,06 dólares (0,04 euros). El informe hace hincapié en que los sms siguen siendo un mercado "lucrativo" para los operadores, que están desarrollando nuevas ofertas de paquetes dirigidas a los usuarios más jóvenes.

De acuerdo con este estudio, entre 2006 y 2008 los precios de las llamadas móviles cayeron un 21% para el rango de consumo bajo, un 28% para el rango medio y un 32% para el alto. En cuanto a las ventas en el segmento móvil del sector de las telecomunicaciones, éstas se incrementaron un 41% en los países de la OCDE en 2008. Por su parte, la caída de las ventas en telefonía fija se frenó como consecuencia del crecimiento de los suscriptores de líneas de alta velocidad en banda ancha, que mantienen líneas fijas para recibir este tipo de servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios