Dubai abre la puerta a una oferta más alta por Colonial

  • La CNMV suspende la cotización y recuerda la prohibición de airear las negociaciones

La incertidumbre sobre el futuro de la maltrecha Colonial sigue dando que hablar. Sus dos máximos accionistas, el empresario sevillano Luis Portillo y la inmobiliaria Nozar, retomaron ayer las negociaciones sobre la oferta de compra por parte del fondo de inversión de Dubai ICD después de que el lunes expirase el plazo para aceptarla o rechazarla sin que la cúpula de la empresa tomara decisión alguna. La respuesta no se hizo ayer esperar: la CNMV decidió tomar cartas en el asunto, suspendió la cotización de Colonial y lanzó una dura advertencia a las partes, recordándoles que están obligadas a salvaguardar la información relativa a estas conversaciones mientras no fructifiquen para que no incidan en el valor de las acciones de la inmobiliaria.

Tanto el fondo de inversión dubaití, Investment Corporation of Dubai (ICD), como Portillo y Nozar reconocieron ayer a la CNMV que han retomado los contactos. No obstante, apuntaron que por el momento no pueden "pronunciarse de forma definitiva sobre si es posible llegar a un acuerdo en fechas próximas". Más explícito fue el fondo dubaití, que avanzó que modificará "previsiblemente" su oferta por Colonial y no descarta un pacto inminente.

La CNMV requirió ayer a ICD informes sobre si tiene intención de modificar los términos de la oferta por Colonial lanzado el miércoles. El supervisor del mercado insta además al fondo y a los dos máximos accionistas de la inmobiliaria a determinar "si consideran posible o descartan que se llegue en fechas próximas a un acuerdo". En su comunicación, la CNMV recuerda al fondo árabe, a Portillo y a Nozar la obligación de "salvaguardar la información relativa a las eventuales conversaciones o negociaciones que puedan llevarse a cabo en la materia", así como "la prohibición de difundir dicha información o de presentarla de forma que pueda resultar engañosa o inducir a confusión" a los mercados.

En su respuesta al organismo supervisor, los dos socios de referencia de Colonial se limitaron a reconocer que "se han producido contactos entre los asesores de ICD y de los accionistas con el fin de reanudar las conversaciones sobre la posible adquisición por el fondo árabe de un paquete de títulos de Colonial".

Los dos accionistas no indican si la negociación gira en torno a una nueva oferta o sobre la propuesta ya conocida, condicionada a la aceptación de Portillo, Nozar y los bancos acreedores, y que proponía pagar la mitad del precio en títulos de deuda.

En el momento de la suspensión de la cotización, sobre las 12.30 de ayer, los títulos de la compañía que preside Mariano Miguel perdían un 5,69 por ciento y cotizaban a 1,16 euros, nivel al que cerraron la sesión. Esa nueva caída supone que las acciones del grupo inmobiliario se han devaluado ya un 31,7 por ciento desde el pasado martes, en vísperas de la presentación de la oferta del fondo dubaití.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios