El puente de la Constitución confirma la recuperación del turismo andaluz

  • Aumentan las pernoctaciones un 12,5% y un 5,8% la ocupación en la comunidad · Todas las provincias llenan más del 60% de sus camas y Córdoba, Granada, Huelva y Sevilla pasan del 70%

Los buenos datos turísticos cosechados en el pasado puente de la Constitución, cuando las pernoctaciones aumentaron un 12,5% y la ocupación un 5,8% respecto al mismo periodo del año pasado, confirman la recuperación del sector, que cerrará el año con unas cifras similares a las de 2006.

Tras los preocupantes datos obtenidos durante el primer trimestre de este año como consecuencia de la crisis económica, el sector comenzó a remontar en los periodos de Semana Santa y del puente del 1 de mayo, así como en las vacaciones de verano. Esta tendencia se confirmó en el pasado puente de la Constitución, cuyas previsiones se han visto "ampliamente superadas", según explicó ayer el consejero de Turismo, Luciano Alonso, quien indicó que el año cerrará con unos buenos datos, similares a los de 2006, aunque no superará los récords de ingresos y visitantes obtenidos en 2008 y 2007.

Durante el pasado puente de la Constitución y de la Inmaculada, que este año tuvo un día más, las pernoctaciones han alcanzado las 663.659 en hoteles y casas rurales, lo que supone un aumento del 12,5%, mientras que la ocupación ha crecido un 5,8%, llegando a rozar el 80% durante el sábado y el domingo.

El 64,3% de ellas se registraron en el litoral, aunque en el interior también tuvo un comportamiento "espectacular", según el consejero, quien destacó que el 32% de las pernoctaciones totales tuvieron lugar en la provincia de Málaga.

Además, Alonso informó de que todas las provincias andaluzas han superado el 60% de ocupación media, especialmente Córdoba, Granada, Huelva y Sevilla, que se colocaron por encima del 70%.

No sólo importa el número de viajeros. Para que el sector salga a flote es necesario además que los turistas que lleguen a la región dejen dinero en ella. En este sentido, desde la Consejería se vanaglorian de que los hoteles de cuatro y cinco estrellas acogieron durante el último puente del año el 65% de pernoctaciones, lo que "ratifica a Andalucía como destino de calidad", algo en lo que la Administración lleva tiempo haciendo hincapié con el objetivo de hacer competencia a otros mercados emergentes y atraer visitantes con alto poder adquisitivo.

La próxima cita será en las vacaciones de Navidad, donde el sector afrontará el último reto del año. Según el consejero, las previsiones son buenas, especialmente gracias al buen comportamiento del turismo nacional y con las esperanzas puestas en la recuperación económica del mercado internacional, especialmente del francés y el británico, principales países emisores de turistas a Andalucía que ya empiezan a salir de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios