La Comisión de Fomento preguntará a Patxi López qué medidas jurídicas tomar ante el 'plante' de Pastor

  • El PP insta a Pascual a dimitir como presidente de la Comisión por su gestión "deficiente" y "miope".

El presidente de la Comisión de Fomento, Sergio Pascual, ha anunciado este martes que preguntará al presidente del Congreso, Patxi López, qué medidas legales se pueden adoptar ante el 'plante' de la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y otros altos cargos del Ministerio a este órgano parlamentario. 

La ministra estaba citada a comparecer por varios asuntos este martes, lo mismo que el presidente del administrador de infraestructuras ferroviarias ADIF, Gonzalo Ferre; el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar; y la directora general de Operaciones de Renfe, Berta Barrero. Sin embargo, ninguno de los cuatro se ha presentado a la cita, lo que ha motivado las quejas de todos los grupos de la oposición y las justificaciones del PP, que continúa alegando que un gobierno en funciones no puede someterse al control político de una Cámara que no lo ha elegido. 

Al término de la sesión, el presidente de la Comisión de Fomento, el diputado de Podemos Sergio Pascual, ha indicado que ante estos acontecimientos "de extrema gravedad" pedirá a López que "evalúe con los servicios jurídicos qué actuaciones hay que llevar a cabo para responder a este desplante".

¿Hay algo que ocultar?

Posteriormente, en declaraciones a los medios, el presidente de la Comisión ha recordado que "los ciudadanos no están en funciones" y ha insinuado que este "nuevo desplante" puede incluso "sembrar la sospecha de que hay cosas que ocultar" en el Ministerio. Además, ha recordado que el 'plante' de los dirigentes de Adif y Renfe es "doblemente grave" porque no están en funciones. "Es un desplante inédito, alguien tendrá que responder por él", ha zanjado. 

También el portavoz socialista de Fomento, Juan Luis Gordo, cree que la Cámara debe "pedir responsabilidades" al Gobierno por el 'plante' de la ministra, que a su juicio supone un "quebranto del juramento" del cargo y también contraviene la Constitución y la Ley del Gobierno. 

"No deja de sorprender que mientras la ministra, durante todo 2016, viene haciendo visitas y actos de clara precampaña electoral, e incluso presenta el balance de la legislatura ante los medios, desprecie a los representantes de los españoles y se niegue a venir hoy a dar cuenta de su gestión política. No lo entendemos", ha añadido. 

Por su parte, la socialista María del Mar Rominguera considera que a Pastor "no sólo le importa la política de vivienda sino también quién la gestiona", y que "quizás por eso puso al frente de este departamento a alguien sobre quien ya recaía la sospecha y que hoy está siendo investigado sobre la venta de viviendas del Ivima en la Comunidad de Madrid a un fondo de inversión" en referencia al ex director general de Vivienda, Juan Van-Halen, que hoy está citado a declarar.

"Su obligación es aparecer"

El portavoz de Podemos en la Comisión, Fèlix Alonso, ve "incomprensible" la ausencia de la ministra. Por eso, ha decidido plantear las preguntas que le habría hecho, casi todas relativas a los sobrecostes y retrasos en las obras, las adjudicaciones a ofertas con "bajas temerarias" y las "sorpresas" que cada día conocen los españoles en relación con casos de corrupción y su vinculación con Fomento. "Siempre son las mismas siglas. ¿Se trata de puertas giratorias o es lo que hace girar el Ministerio?", ha ironizado. 

Por parte de Ciudadanos, Fernando Navarro ha tachado de "absoluta falta de respeto" a los diputados y a los ciudadanos que los altos cargos citados no hayan aparecido, y ha insistido en que muchos de los asuntos sobre los que estaban llamados a comparecer serán "recurrentes" a lo largo de la legislatura. 

Teresa Jordà, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha criticado que tanto la ministra como los otros altos cargos citados a comparecer hayan excusado su asistencia "con menos de doce líneas" y ha recordado que su "obligación" es "aparecer" para dar cuenta de "incidencias" que están ocurriendo actualmente. "Es una vergüenza", ha añadido, expresando su "absoluta indignación" con la situación. 

El diputado de Democracia y Libertad (DL) Ferrán Bel achaca esta situación a una "falta de calidad democrática" y ha avanzado que su grupo mantendrá sus solicitudes tal y como estaban previstas este martes. "El país merece respuestas y si no las da el actual gobierno en funciones tendrá que darlas el gobierno, sea el que sea, porque los ciudadanos no entienden de colores políticos sino de instituciones", ha añadido. 

La portavoz del PNV, Pilar Ardanza, ha subrayado que "un Gobierno que quiere ser transparente en su gestión, aunque esté en funciones, tiene que dar explicaciones del día a día". "Son 108 días desde las elecciones y los cargos del Ministerio seguro que están cobrando todos los días y tienen la obligación de dar respuestas", ha subrayado, indicando que la actitud adoptada por los altos cargos de Fomento es "de opacidad". 

Actuacióni "circense"

Frente a todas estas acusaciones, el portavoz 'popular' de Fomento, Andrés Ayala, ha afirmado que la sesión de la Comisión ha sido "un error" y que "no se tenía que haber celebrado" porque "es de sentido común" que un gobierno en funciones no puede ser controlado, tal y como constata un informe del Ministerio de la Presidencia al que el Ejecutivo alude en el texto enviado al Congreso para excusar la presencia de la ministra. 

Según dicho texto, al que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno recuerda que su criterio es que "la Cámara no puede someter al gobierno en funciones y sus altos cargos a iniciativas de control en la medida en que no existe relación de confianza entre un gobierno en funciones y el Congreso", tal y como "avala" el informe remitido el pasado 10 de marzo a la Cámara. 

Un informe "sesudo, profundo y ajustado a la legislación", en palabras de Ayala, que ha acusado al resto de partidos de "perder el sentido común" con tal de "desgastar" al PP con fines "espúrios y demagógicos" y "creyendo que eso les va a dar posteriormente un voto". 

En este punto, ha tachado de "clarísima contradicción" que pidan estas comparecencias partidos que "en otros sitios" como Cataluña o Andalucía se negaron a que hubiera control a sus gobiernos en funciones; y ha acusado a Podemos de "despreciar" las instituciones cuando "se financia por un gobierno extranjero" como Venezuela o "no condena el terrorismo y defiende a terroristas".

Nuevo rifirrafe con el presidente

Ante estas palabras, Pascual ha instado a Ayala a referirse al tema del orden del día, y el 'popular' le ha espetado que hablaría de lo que le pareciera "oportuno" y que las "cortapisas" que quería poner a su discurso no son "adecuadas" porque "cada uno usa los argumentos políticos que considera oportunos". "¿Me va a interrumpir, como el señor Maduro?", ha añadido. 

El portavoz del PP ha criticado, además, que el presidente de la Comisión no haya "reaccionado" cambiando el orden del día de la sesión, que se ha convertido en un "auténtico fiasco". "Su gestión es deficiente y miope", ha continuado, recordando que otras comisiones ya están realizando actividad política mientras que la de Fomento es "la más deficiente". 

"Su Presidencia, que es de todos los grupos, debía estar algo por encima y darse cuenta de que la comisión debe funcionar en actividad legales y legítimas. Teníamos que haber tenido otra actividad en lugar de querer hacerse la foto con una ministra que no comparece", ha añadido. 

Posteriormente, en declaraciones a los medios, ha calificado la situación de "circense" y ha instado a Pascual a dimitir por actuar más con fines políticos que institucionales, insistiendo en que no ha habido "quebranto ni incumplimiento" de las obligaciones del gobierno y que la comparecencia sí habría sido "absolutamente ilegal". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios