Colonial se derrumba otro 23%

  • La retirada de la oferta del fondo de Dubai provoca el desplome de la acción de la inmobiliaria, que recibió un total de 3,3 millones de órdenes de venta en la sesión

Inmobiliaria Colonial cerró la sesión de ayer con una caída del 23,53% que situó el precio de sus acciones en 0,78 euros, frente a los 1,02 euros con los que cerró el pasado miércoles, después de que Investment Corporation Dubai (ICD) renunciara a su segunda oferta de compra sobre la inmobiliaria al no haberse cumplido las condiciones para su entrada en vigor. Pese a todo, deja abierta la posibilidad a un nuevo acuerdo en otros términos.

La firma comenzó la sesión bursátil con un retroceso del 23,53%, la misma caída con la que finalmente cerró, tras un periodo de ajuste de dos horas al registrarse un total de 3,3 millones de órdenes de venta frente a una posición compradora de más de medio millón, lo que provocó un retraso en el inicio de la negociación.

La compañía no fue capaz de remontar el recorte pese a que la Sociedad de Bolsas amplió su rango estático hasta el 25%. Finalmente su valor se desplomó, situando el precio de sus acciones en 0,78 euros, otra vez por debajo de la barrera psicológica del euro. La compañía ya vale la séptima parte de su precio a finales de 2006, cuando la acción llegó a cotizar en el parqué madrileño en torno a los 5,80 euros.

El fondo de inversión del Gobierno de Dubai señaló el pasado miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que "no se han cumplido las condiciones de entrada en vigor del contrato de compraventa del 11 de marzo de 2008, por lo que el mismo no ha entrado en vigor".

No obstante, ICD añadió que "si existiera alguna posibilidad más allá de los términos previstos de alcanzar un acuerdo en relación con Colonial, consideraría dicha posibilidad y así lo comunicaría oportunamente al mercado".

La viabilidad de la oferta, la segunda realizada por el fondo soberano de Dubai, estaba condicionada a cerrar sendos acuerdos con los bancos que financian a sus principales accionistas. En concreto, los accionistas de la inmobiliaria, principalmente los dos primeros, Luis Portillo (34,19%) y Nozar (12,25%), debían convenir con los bancos que les financiaron en la compra de títulos de Colonial que liberen las acciones que presentaron como garantía y que están pignoradas para que puedan así venderlas en la oferta.

Posteriormente, Dubai también condicionó su oferta a la consecución de un acuerdo de refinanciación de la deuda de Colonial con sus bancos acreedores, fundamentalmente con Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, con los que la inmobiliaria tiene suscrito un préstamo sindicado de unos 6.300 millones de euros.

La tercera condición se cumplió el pasado martes, cuando el consejo de administración de Colonial dio su visto bueno a la oferta y mostró su disposición a ejecutar los acuerdos necesarios previstos en la propuesta de compra.

La oferta del fondo de Dubai sólo se dirigía a la parte de patrimonio de Colonial, que representa el 80% del total de su negocio. Por ello, requería la previa segregación de las actividades de suelo y promoción en una nueva sociedad que debía cotizar en bolsa. El fondo soberano proponía pagar 1,19 euros por cada acción de la parte de patrimonio de Inmobiliaria Colonial, además de acciones de la nueva sociedad que se creará con los activos de suelo y promociones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios