Chávez anuncia que retomará la nacionalización de la industria petrolera

  • El presidente venezolano dice que el Estado comenzará a expropiar en Lago de Maracaibo.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anuncia que el Estado tomará el control de bienes y servicios vinculados a la actividad petrolera en el Lago de Maracaibo, en aplicación de una nueva ley que permite la expropiación de esos sectores.

"Mañana comenzamos a recuperar bienes y activos que pasan ahora a ser del Estado, de propiedad social (...) mañana estaremos en el Lago de Maracaibo dando el primer paso", declaró Chávez en un acto oficial transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Los bienes propiedad de grupos privados que serán "recuperados" por el Estado en el Lago de Maracaibo son "300 lanchas, 30 remolcadores, 30 gabarras, 39 terminales y muelles, 61 lanchas de buzos y 5 diques de astilleros", precisó el ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez.

Ramírez añadió que el Estado "va a absorber a 8.000 trabajadores" de las empresas contratistas que serán afectadas.

Chávez hizo el anuncio inmediatamente después de promulgar la llamada Ley Orgánica, que reserva al Estado Bienes y Servicios Conexos a las Actividades Primarias de Hidrocarburos, aprobada esta tarde por la oficialista Asamblea Nacional (AN).

Insistió en que su Gobierno "revolucionario está recuperando" bienes y servicios que pertenecían a la industria petrolera nacional y que fueron privatizados durante el proceso de "apertura petrolera", a mediados de la década de 1990.

La nueva legislación permite al Estado "decretar la expropiación total o parcial de las acciones o empresas" con bienes y servicio "esenciales para la industria petrolera".

Los servicios que pueden ser afectados por la nueva legislación son los "procesos de inyección de agua, de vapor o de gas, que permiten incrementar la energía de los yacimientos y mejorar el factor de recobro, así como la compresión de gas", según datos parlamentarios.

"Se incluyen los servicios vinculados a las actividades en el Lago de Maracaibo, como lanchas para el transporte de materiales, diesel, agua industrial y otros insumos".

También "los remolcadores; gabarras planas, boyeras, grúas de ripio, de tendido o reemplazo de tuberías y cables subacuáticos; mantenimiento de buques en talleres, muelles y diques de cualquier naturaleza", de acuerdo a la información oficial.

La nueva ley establece que "para el cálculo del justiprecio de los bienes antes referidos, en ningún caso se tomarán en cuenta el lucro cesante ni los daños indirectos", precisó la información.

Añade que se "aplicará el valor en libro y se deducirán los pasivos laborales y ambientales determinados por las autoridades competentes", y "el pago podrá ser efectuado con dinero en efectivo, títulos valores u obligaciones de personas jurídicas públicas", según datos parlamentario.

El ministro Ramírez ha afirmado que la nueva ley no afectará la contratación de taladros de perforación y que, además, blinda al Estado contra el arbitraje internacional, puesto que cualquier conflicto deberá ser ventilado en los tribunales nacionales.

En abril de 2006, casi una veintena de multinacionales cambió los convenios operativos que respaldaban su actividad desde mediados de la década de 1990 en Venezuela a las nuevas empresas mixtas, creadas por la Ley de Hidrocarburos de 2001 y que reserva al Estado la mayoría accionarial.

El Gobierno de Chávez prosiguió con su plan de "soberanía petrolera" con la toma del control de la rica Faja Petrolífera del Orinoco, 1 de mayo de 2007, con la aplicación del mismo esquema de empresas mixtas.

Venezuela es el quinto exportador mundial de crudo y cuarto abastecedor más importante de Estados Unidos, donde vende cerca de 1,5 millones de los 3 millones de barriles diarios que produce, según datos oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios