Una Cataluña independiente no tendría acceso a los mercados

  • La agencia Moody's alerta de que la financiación externa estaría bloqueada

  • La deuda actual está en el bono basura

Comentarios 2

La agencia Moody's da por hecho que si llegara a producirse la independencia de Cataluña, el nuevo Estado tendría cerrado el acceso a la financiación exterior y la posibilidad de financiarse en los mercados mayoristas, al menos hasta que la incertidumbre inicial se disipara.

Estas dificultades considera que se trasladarían a muchos otros emisores de deuda, incluidos los bancos, las aseguradoras y las empresas no financieras, según un comunicado enviado ayer.

Aunque Moody's mantiene que Cataluña seguirá siendo parte de España y no se convertirá en un Estado independiente, considera que es algo que no puede descartarse a largo plazo.Cualquier relación entre Cataluña y la Unión Europea, o incluso qué moneda utilizaría este nuevo estado, son cuestiones muy inciertas, opina Moody's.

De forma más amplia, también existe el riesgo de que la independencia catalana genere turbulencias políticas en otras partes de España, o en otros lugares de la Unión Europea, aunque por ahora, Moody's cree que este riesgo es "muy pequeño".

No obstante, España seguiría teniendo una solvencia crediticia "significativa" y probablemente no caería en el bono basura, al menos en el corto plazo, tras la independencia catalana. El impacto de la ruptura sobre la calificación de la propia Cataluña, que ya se encuentra hundida varios escalones en la categoría de bono basura, es igualmente "incierto".

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió ayer, en relación con el conflicto, de que una "prolongada incertidumbre" en Cataluña "podría pesar sobre la confianza y las decisiones de inversión" en España, a la vez que destacó las "fuertes perspectivas" positivas para la economía española.

"Ya que nuestras perspectivas para la economía española son fuertes, prolongadas tensiones e incertidumbre en relación a Cataluña podrían pesar sobre la confianza y las decisiones de inversión", aseguró ayer Andrea Schaechter, responsable de la misión de la institución financiera para España, en conferencia telefónica al presentar el informe anual sobre la economía española.

Las palabras de Schaechter fueron su única referencia a la tensión política que se vive en España tras el referéndum ilegal llevado a cabo el pasado domingo en Cataluña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios