Catalana Occidente roza los 140 millones de negocio en Andalucía

  • La aseguradora, que ya tiene 200.000 clientes en la región, creció el año pasado a un ritmo del 7%, tres puntos por encima de la media del sector a nivel nacional

La renovada apuesta de Catalana Occidente por el mercado andaluz empieza a darle sus frutos. La centenaria aseguradora cerró el pasado ejercicio con un volumen de negocio en la región de 137 millones de euros, lo que supone un repunte del 7% en relación con el ejercicio anterior. Esa tasa de crecimiento sobrepasó en tres puntos el ritmo mantenido por el sector a nivel nacional, y en dos al seguido por la propia compañía en su conjunto. De acuerdo con esas magnitudes, Andalucía aportó al grupo en torno al 12% de las primas gestionadas durante 2007, una proporción que, a juicio del director territorial, Antonio Cherbuy, aún es modesta si se tiene en cuenta que se trata de la comunidad autónoma más poblada y de una de las que mayor crecimiento económico registran.

Precisamente, el aumento del peso de la región en la actividad de Catalana Occidente es el objetivo que subyace tras el plan estratégico lanzado el pasado año, cuando Cherbuy anunció la apertura de entre 20 y 25 sucursales hasta 2010 (en 2007 ya se inauguraron siete). La clave para conseguirlo, según explica el director territorial, estará en continuar creciendo por encima de la media y, a ser posible, con una cadencia de dos dígitos. De momento, 2008 promete, pues entre enero y febrero el negocio de la entidad avanzó casi un 10%. No obstante, Antonio Cherbuy admite que la coyuntura económica y la creciente competencia no dibujan el mejor escenario.

En cualquier caso, Catalana Occidente pondrá los medios para lograrlo: a lo largo de 2008 abrirá entre siete y ocho oficinas (a cierre de 2007 tenía 50), incorporará medio centenar de agentes financieros -dispone de 272- e incidirá en la gestión activa para revisar constantemente la oferta y cubrir, de esa manera, toda la amalgama de necesidades que, en materia de seguros, puedan tener las familias y las pymes (su mercado objetivo).

Así, la compañía renovará el abanico de productos orientados a la tercera edad -ya comercializa hipotecas inversas y seguros de teleasistencia-, lanzará propuestas mejoradas y con precios más ajustados en el ramo de automóvil e incrementará el número de soluciones para los hogares (da cobertura incluso a los animales domésticos) y las empresas. La intención es "hacer acopio de pólizas", pero Cherbuy subraya que no lo hará a costa de la rentabilidad o de los resultados técnicos de la firma -ver texto adjunto-.

El grupo acabó 2007 con un 45% de su negocio andaluz en el ramo de vida, que, por otra parte, avanzó un 12,5%, gracias al tirón de los planes individuales de ahorro sistemático (o PIAS). Este producto de previsión a largo plazo debe su existencia a la última reforma del IRPF y su comercialización ha tenido "muy buena acogida", apunta el responsable regional. El ramo de automóviles, bajo el que la compañía tiene asegurados a más de 100.000 vehículos, concentró el 35% de la facturación, tras crecer un 1%. El resto lo aportaron los seguros de viviendas (cuenta con 200.000 en cartera).

Por zonas, la firma, que tiene 200.000 clientes y 250.000 pólizas en Andalucía, concentra el grueso de su negocio en Málaga, Sevilla y Granada, unas provincias en las que abrirá buena parte de las nuevas sucursales. Cherbuy también subraya las expectativas puestas en Cádiz y el resto de las ciudades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios