Caja Madrid supera en Andalucía los 11.000 millones de euros de negocio

  • La coyuntura financiera y la madurez de la entidad en la región restaron bríos a su crecimiento en 2007, al situarse en un 14%, ocho puntos menos que un año antes

Caja Madrid cerró el año pasado con un volumen de negocio de 11.065 millones de euros en Andalucía, un 14% más que un ejercicio antes. Pese al avance logrado, el ritmo mantenido por la entidad resultó insuficiente para cubrir el objetivo del 20% que se había marcado de cara a 2007, y fue 8 puntos inferior al de 2006. El director territorial de la caja, Antonio Soto, atribuyó ayer esta ralentización a la propia coyuntura del mercado, la madurez alcanzada por la entidad en Andalucía y el aumento de la competencia. No obstante, recalcó que "los datos son buenos" y que el sector financiero, en general, está asistiendo a una "normalización" de sus tasas de crecimiento.

La mejora de la actividad de Caja Madrid en la región tuvo como motor principal la inversión crediticia, cuyo saldo se elevó un 16,60%, hasta los 8.018 millones. El 55% de esa cantidad se correspondió con particulares y el 45% restante con empresas, un reparto que refleja la apuesta de la entidad por el negocio de pymes y autónomos, ya que en 2006 el peso de este segmento en el negocio crediticio fue tres puntos más bajo. Dentro de este capítulo, Soto resaltó la "favorable" evolución de las hipotecas, que sumaron 4.404 millones de euros, un 11,3% más. Aun así, reconoció que ha habido una desaceleración de la demanda y, para muestra, un botón: hace unos años cada oficina de la caja firmaba en Sevilla una media de 11 hipotecas al mes, un número que en 2007 bajó a 5,7 y que en lo que va de 2008 lo ha hecho a 2,8 (en este ejercicio esperan formalizar 6.100 en la región, frente a las 11.500 del pasado año). En cuanto a los recursos de la clientela, ascendieron a 3.047 millones de euros, con un alza del 8,34%.

El aumento de la inversión crediticia y de los recursos se vio respaldado por la captación de 53.000 nuevos clientes en Andalucía (hasta 937.983), así como por la apertura de 10 oficinas -tiene 150, a las que hay que sumar 97 de Mapfre-. Todos estos ingredientes permitieron a Caja Madrid elevar su cuota de mercado por volumen de negocio, al pasar del 2,40% al 2,94%.

De cara a 2008, el director territorial de la caja de ahorros señaló que espera un avance de la actividad del 11,5%, siendo esa tasa del 22,2% para los recursos y del 7,5% para la inversión. En relación con los recursos, explicó que el crecimiento exponencial previsto se sustentará en la comercialización de productos de alta remuneración -sólo con el nuevo depósito Relájate y Disfruta espera recabar 450 millones-, pasivo para empresas y una mayor vinculación de los clientes con la entidad (se volcará en la captación de nóminas). Por otra parte, se inaugurarán 21 sucursales (con ello, la cuota de mercado pasaría a rondar el 3,10%) e incidirá en las líneas de negocio dirigidas a jóvenes y mayores.

Antonio Soto, quien subrayó que "no han notado en gran medida la fusión de Cajasol", también indicó que seguirán financiando a promotores solventes -han acompañado a varias empresas en Hungría, Polonia y Latinoamérica- y que apostarán por la inversión en sociedades especializadas en el desarrollo de viviendas en alquiler (en Andalucía están presentes en ocho).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios