Caixabank y Banca Cívica aún siguen trabajando en el análisis de su integración

  • Las cuentas de las participadas y la ecuación de canje son clave para cerrar un acuerdo

Comentarios 1

Caixabank y Banca Cívica siguen trabajando en el análisis de las cuentas de la operación o due dilligence diez días después de comunicar oficialmente al mercado sus conversaciones de fusión. Fuentes financieras señalaron que se están analizando detenidamente los estados contables de la cartera de participadas del grupo formado por Cajasol, Caja Navarra, Caja de Burgos y Caja Canarias.

Las conclusiones de la due dilligence serán claves para valorar Banca Cívica y determinar la ecuación de canje de acciones. Las mismas fuentes señalaron que el posible acuerdo no se cerraría al menos hasta principios de la próxima semana. A la complejidad del análisis contable, se agrega que la oferta del canje de acciones aún debe ser valorada y aprobada por los órganos de gobierno tanto de Caixabank como de Banca Cívica.

Si la integración de Banca Cívica llega a buen puerto, Caixabank se convertiría en el líder del sector financiero español, con un activo de más de 340.000 millones de euros. Sin embargo, el pacto aún no está cerrado y la cautela es máxima. Prueba de ello fue la confusión generada ayer por unas declaraciones de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina. Ésta declaró a Europa Press que Caixabank era la mejor opción para Banca Cívica, aunque horas después la agencia de noticias emitió una corrección para matizar que su preferencia "es la que sea mejor para los intereses de Navarra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios