Caixabank y Banca Cívica alcanzan un principio de acuerdo de fusión

  • Los consejos de administración de ambas entidades aún deben ratificar los términos del pacto · El grupo liderado por Cajasol y Caja Navarra se desploma un 6,3% en Bolsa por una posible oferta a la baja.

Comentarios 30

Caixabank y Banca Cívica ya tienen sobre la mesa un principio de acuerdo de fusión, que todavía debe ser ratificado por los órganos de gobierno de ambas entidades. Aunque ayer no había prevista ninguna reunión, los consejos de administración podrían ser convocados a lo largo del fin de semana con pocas horas de antelación al tratarse de sesiones extraordinarias.

Sin embargo, fuentes financieras indicaron que el anuncio podría retrasarse a principios de la semana que viene, probablemente el lunes, toda vez que el plazo del Ministerio de Economía para que las entidades anuncien sus planes de recapitalización no expira hasta el sábado 31.

La clave del pacto estriba en la ecuación de canje de acciones con la que se acometería la fusión, que no precisaría de ayudas públicas. El mercado anticipa que Caixabank ofrecerá una prima escasa a los accionistas de Banca Cívica, a tenor del fuerte castigo que sufrieron ayer en Bolsa los títulos del grupo formado por Cajasol, Caja Navarra, Caja de Burgos y Caja Canarias. Las acciones de Banca Cívica cayeron ayer un 6,33%, el cuarto mayor retroceso del mercado continuo.

Según datos del mercado recogidos por Efe, las acciones de Banca Cívica cerraron ayer en 2,22 euros, 0,15 euros menos que el día anterior. Desde principios de año, el valor ha caído un 2,59%. El grupo empezó a cotizar en julio de 2011 a un precio de 2,70 euros por acción, y en los ocho meses que lleva en el mercado acumula un retroceso del 17,78%. En la sesión de ayer se intercambiaron 1,63 millones de títulos de Banca Cívica, por un importe de 3,62 millones de euros.

Por su parte, las acciones de Caixabank salieron mucho mejor paradas tras una jornada en el que el Íbex cerró a la baja. La entidad presidida por Isidro Fainé cedió sólo un 0,91 % en la sesión, hasta cerrar en 3,14 euros por título. Con estos valores, la capitalización bursátil de Banca Cívica asciende a 1.103,6 millones de euros, que equivale a un 9% de la valoración en Bolsa de Caixabank, de 12.077,1 millones de euros.

Si la operación llega a buen puerto, Caixabank se convertiría en la primera entidad financiera de España, con un activo de más de 340.000 millones de euros. Según los expertos, Banca Cívica está abocada a una fusión, pese a que sus copresidentes, Antonio Pulido y Enrique Goñi, aseguraron en la presentación de resultados, a finales de febrero, que la entidad tenía capacidad para seguir su andadura en solitario. Con la integración, Banca Cívica vería solventadas de un plumazo sus necesidades de capitalización -cifradas en 2.031 millones de euros brutos-, y tendría dos años de plazo para su cobertura, en vez de uno si permanece en solitario. En el caso de Caixabank, el impacto del saneamiento que debe acometer al hilo de la reforma financiera es de unos 4.000 millones, aunque ya sólo le quedan pendientes unos 600.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios