La Caixa crece un 18,5% en Andalucía y lanza una ofensiva en empresas

  • La entidad, que en 2007 rozó los 35.700 millones de negocio, abrirá este año media docena de centros especializados para lograr una cuota del 25% en banca corporativa

Comentarios 2

La Caixa cerró 2007 con un volumen de negocio de 35.657 millones de euros en Andalucía, lo que supone un crecimiento del 18,5% en relación con el año anterior. Así lo anunció ayer Juan Reguera, con motivo de su primera presentación de resultados como director territorial de la entidad catalana -el 15 de enero sustituyó a Manuel Romera en el cargo-, una comparecencia en la que subrayó que, "una vez más", el principal motor de la actividad fue la inversión crediticia. Concretamente, esta magnitud avanzó a un ritmo del 19,4% y se situó en 21.463 millones, gracias, en parte, al dinamismo mantenido por las hipotecas, cuyo saldo repuntó un 17,3%. El ratio de morosidad sobre esos créditos se colocó en un 0,30% y, aunque en febrero de 2008 había subido al 0,40%, los gestores de la entidad confían en que no se convierta en "un problema". En cuanto a los recursos de clientes, La Caixa alcanzó en la región los 14.194 millones de euros, tras aumentar un 17%.

Reguera reconoció que la segunda mitad de 2007 resultó más complicada que la primera, como consecuencia de la coyuntura desencadenada en el mercado financiero por la crisis subprime y la desaceleración inmobiliaria. De hecho, pasó factura a la tasa de crecimiento del negocio en la comunidad andaluza: fue 5,5 puntos inferior a la de 2006, si bien sobrepasó en más de 4 enteros los registros de la entidad a nivel nacional.

Uno de los grandes retos de la caja para los próximos ejercicios -tiene un plan estratégico hasta 2010 con el que prevé duplicar su negocio- es la ampliación de la cartera de clientes, y en 2007 ya sobrepasó la barrera del millón y medio en esta región. El responsable territorial destacó, a ese respecto, el peso alcanzado en el ámbito de empresas (trabajan con 48.188), nuevos residentes (80.000) y jóvenes (180.000). En el primero de esos segmentos ha depositado La Caixa sus mejores expectativas de crecimiento para 2008, un ejercicio en el que espera elevar su actividad un 15%. Tanto es así, que ha creado una Delegación de Empresas, que funcionará bajo la responsabilidad de Felipe Pulido. El primer proyecto de dicha delegación será la puesta en marcha de media docena de centros especializados (en Sevilla, Granada, Córdoba, Málaga, Cádiz y Almería) para atender a firmas de más de 10 millones de euros de facturación y hacerse, este mismo año, con una cuota de mercado del 25% -medida en número de clientes-. En la actualidad, esa cuota ronda el 20,61%, pero en ella se incluyen todo tipo de empresas, independientemente de sus ventas.

Además de estos centros, la entidad inaugurará más de 30 sucursales tradicionales (también baraja la apertura de algunas oficinas ligeras en poblaciones de pequeña dimensión), lo que conllevará la creación de 200 empleos. La Caixa incorporó a su red comercial 59 oficinas durante 2007, de modo que alcanzó las 666, repartidas por 353 municipios de la geografía andaluza. Pese a esta apuesta por el contacto personal, Reguera incidió en el creciente tirón de los canales alternativos, que hoy sirven de base a 117 millones de operaciones en la comunidad autónoma.

La caja, cuya obra social desembolsó el pasado ejercicio 43,8 millones de euros en Andalucía, mejoró su cuota de negocio en 4 décimas, hasta el 8,84%. Esa cuota ya supera el 10% en Huelva (11,57%), Granada (11,42%), Sevilla (10,61%) y Cádiz (10,25%), y está a punto de hacerlo en Jaén y Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios