CCOO y UGT esperan que la huelga sirva para negociar y rectificar la reforma

  • Méndez y Toxo confían en una respuesta "masiva" a la convocatoria que sirva de "última señal" para el Gobierno antes de una "escalada de contestación social".

Comentarios 28

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CCOO, Ignacio Fernández Toxo, confían en una respuesta "masiva" a la convocatoria de huelga del próximo jueves y esperan que la jornada sirva para abrir un proceso de negociación con el Gobierno y que éste rectifique la reforma laboral.

Ambos dirigentes sindicales se han expresado así a los periodistas antes de participar junto a miembros de sus organizaciones en la Comunidad Valenciana en una asamblea mitin en un polideportivo con motivo de la huelga general del 29 de marzo. "Espero que la huelga tenga una participación muy mayoritaria de la sociedad española y que sea la última señal que el Gobierno necesita para abrir el proceso de negociación, que debía haber llevado a cabo antes del Real Decreto", ha afirmado Fernández Toxo. Para el dirigente de CCOO, esta negociación pondría "freno a la escalada de contestación social", que, en caso de no llegar el diálogo, "tendrá su punto de inicio con la huelga general".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez ha señalado que la huelga "debe ser entendida por el Gobierno como una oportunidad para corregir la reforma laboral y las políticas de recortes que golpean a la sociedad" y ha apuntado que el objetivo es que sus máximos responsables "reflexionen" y se den cuenta de que "debilita el sistema público de protección social".

Fernández Toxo ha recriminado al Gobierno que haya "desaprovechado la ocasión" de crear una mesa de negociación con las organizaciones sindicales y empresariales, "en paralelo al debate parlamentario" de tramitación de la reforma, y ha asegurado que esa actitud "no ha dejado otro camino" que la huelga general. En su opinión, el 29M es la "respuesta adecuada" al calado de una reforma que "toca todas las piezas de la ordenación laboral" para "desequilibrar gravemente las relaciones de trabajo en beneficio de la parte empresarial y en detrimento de los derechos de los trabajadores".

Según ha dicho, la reforma nace para ofrecer una oportunidad de empleo a 5,3 millones de parados, pero, "en realidad toma a los parados como rehenes para someter a la sociedad española y al mundo del trabajo a un chantaje de forma que se facilite la instalación de esta verdadera contrarreforma laboral". Ha advertido de que al recorte de 16.000 millones anunciado por el Gobierno, le sucederán "nuevos ajustes" para "acomodar la economía española a las exigencias de Europa" en la "loca carrera de reducir el déficit" que, en su opinión, es "incompatible" con el mantenimiento de la actividad económica y la lucha contra el paro.

Méndez ha afirmado que ejercer un "derecho democrático constitucional" como la huelga "nunca perjudica la imagen" del país, sino que, al contrario, sirve para "reforzar la democracia" y se ha mostrado convencido de que el jueves habrá "un gran paro laboral". "La población -ha agregado- ya no cree que estemos ante una marea azul, sino que padecemos una verdadera marea negra" que aumenta la destrucción de empleo, provoca un debilitamiento "extremo" de los pilares de la cohesión social, empobrece a la población y coloca a España "en primera fila de riesgo en los mercados financieros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios