Bruselas niega haber sido "indulgente" con el déficit de España

  • La Comisión Europea asegura que el recorte extra para el país es "muy exigente" y recuerda que la situación de Hungría ha sido diferente porque tenía de plazo hasta 2011.

La Comisión Europea ha negado este martes haber dado un trato de favor a España respecto a Hungría y haber sido "indulgente" al relajar el objetivo de déficit del 4,4% al 5,3%. Bruselas alega que el recorte extra de 5.000 millones de euros exigido al Gobierno de Mariano Rajoy para este año es "muy exigente".

"No somos indulgentes ni especialmente duros con un Estado miembro u otro, somos rigurosos con los plazos de corrección", ha asegurado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. "La Comisión siempre es cuidadosa a la hora de aplicar las reglas del Pacto de Estabilidad de forma coherente en todos los países", ha agregado.

En el caso de España, el plazo para rebajar el déficit al 3% expira en 2013, mientras que para Hungría era 2011. Pese a las advertencias de Bruselas, el Gobierno de Viktor Orban no adoptó suficientes medidas de ajuste y por ello se le congelan 495 millones de euros de ayudas europeas, ha defendido el portavoz.

Además, el recorte extra que se le exige a España al imponer un objetivo de déficit del 5,3% para este año (en lugar del 5,8% anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy) es "un esfuerzo muy exigente" y tiene en cuenta el "considerable desvío del déficit en 2011" y "el actual contexto de recesión suave", según Altafaj.

El Gobierno español ha manifestado su "fuerte compromiso" de cumplir el objetivo de 2013 y lo que ha hecho el Eurogrupo es "garantizar que haya una senda de consolidación creíble y convincente, adelantando el esfuerzo a 2012, para estar en una posición sólida a la hora de cumplir el objetivo de 2013".

"El nivel de rigor al aplicar las reglas es el mismo, no hay margen para declararse víctima del sistema", ha concluido el Ejecutivo comunitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios