Bruselas propone reducir el IVA de pañales, compresas y preservativos

  • La iniciativa también abarcaría a todas las viviendas y a los servicios de restauración

La Comisión Europea (CE) presentó ayer una propuesta para modificar la normativa comunitaria sobre el IVA y ampliar el número de servicios a los que los países miembros pueden aplicar de manera permanente tipos reducidos. Así lo anunció el comisario de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, quien subrayó que la propuesta beneficiará a segmentos muy afectados por la crisis económica siempre que no distorsione la competencia en el mercado. Actualmente, los bienes y servicios tienen en la UE un IVA, como mínimo, del 15%, que puede aplicarse de manera reducida a una lista limitada de casos, siempre que no sea inferior al 5%.

La iniciativa presentada por Kovacs, cuya aprobación exigirá la unanimidad de los socios comunitarios, incidiría en productos de uso tan cotidiano como los pañales para bebés, las compresas y los preservativos. Pero también abarcaría la construcción, ya que el IVA reducido no se circunscribiría sólo a la vivienda social, sino que favorecería a todo tipo de edificaciones y servicios asociados (rehabilitación, mantenimiento...). Por otra parte, la propuesta incorpora a restaurantes y servicios de catering, si bien excluye las bebidas alcohólicas (su venta en los comercios está sujeta a un IVA normal).

Asimismo, introduce los servicios intensivos en creación de empleo, esto es, desde el servicio doméstico o la peluquería hasta prestaciones de reparación en general (ordenadores, ropa, relojes e, incluso, bicicletas). Dentro de este último grupo no entraría la reparación de coches, porque, según el comisario, podría crear distorsiones en el mercado. También englobaría la asistencia a jóvenes, mayores, enfermos o discapacitados y trabajos de jardinería y de renovación y mantenimiento de patrimonio cultural o monumentos históricos. A ello se sumarían los equipos y aparatos para uso exclusivo de personas discapacitadas, como los vehículos especiales. Por otro lado, baraja la posibilidad de que se aplique el IVA reducido a libros, CD y CD Rom .

Laszlo Kovacs confió en que la propuesta, que respeta el principio de la aplicación voluntaria por parte de los países miembros, pueda ser aprobada en 2009. En este sentido, recordó que la normativa vigente ya permite aplicar en algunos estados y hasta 2010 un IVA reducido a la mayoría de los servicios que recoge la propuesta presentada. Y es que lo que pretende Bruselas es armonizar este impuesto en los 27 miembros de la UE. "No hay ninguna razón para que los restaurantes, por ejemplo, se puedan beneficiar de una tasa reducida en la mitad de los países de la UE, y no en la otra", señaló el comisario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios