Blanco propone ahora congelar el sueldo a todos los funcionarios

  • El ministro de Fomento, protagonista estos días del debate económico, afirma que "no perderían poder adquisitivo"

El ministro de Fomento, José Blanco, abogó ayer en una entrevista por establecer "niveles de contención" en los salarios de los funcionarios de cara al próximo año. No obstante, aseguró que esta medida no significaría en ningún caso "una pérdida del poder adquisitivo". Desde CCOO se admitió debatir esta propuesta en la mesa de la función pública de septiembre aunque defendieron la necesidad de valorar "las distintas situaciones".

El vicesecretario general del PSOE reconoció que los empleados públicos han mejorado su poder adquisitivo en los últimos meses como consecuencia del descenso de la inflación, que se sitúa en el -1,4%. No obstante, señaló que el Ejecutivo afronta "tiempos de austeridad, por lo que sería bueno desarrollar un diálogo con la mirada puesta en el futuro". "La priorización del gasto público tiene que hacerse en aquello que genere actividad económica y permita ayudar a los que más lo necesitan", remachó el ministro. Esta contención salarial no supondrá una pérdida de poder adquisitivo, matizó Blanco.

El socialista, en primera plana durante las últimas semanas por el permanente protagonismo asumido, aprovechó para volver a referirse a su polémica idea de subir los impuestos a las rentas altas, ya que reiteró que todos tienen que contribuir "de manera singular y de forma extraordinaria para tratar de volver a la senda del crecimiento". Los propios ministros serían "los primeros que podrían contribuir con un incremento impositivo, por poner un ejemplo". Blanco admitió que "no ha estudiado" cuál sería el umbral que separa las rentas medias de las más elevadas.

Finalmente, el ministro de Fomento volvió a la posible contención salarial de los trabajadores, medida sobre la que aseguró que "los sindicatos están en muy buena disposición" para pactar. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó que esta medida podría plantearse en una próxima reunión de la mesa de la función pública. No obstante, antes de tomar una decisión "habría que valorar las distintas situaciones, ya que "tampoco aquí vale lo del café con leche para todos".

"Hay medidas que pueden combinarse, como por ejemplo la tasa de reposición", explicó al respecto Toxo, porque, a su juicio, no sólo habría que actuar sobre los salarios sino también sobre el volumen de empleo. "Es curioso que mientras se anuncian reducciones de contratación de personal en la Administración, ésta, para poder cubrir los servicios que tiene que garantizar a la ciudadanía, subcontrate parte de las actividades y las transfiera a la iniciativa privada", reflexionó.

Los Presupuestos Generales para 2009 prevén un incremento salarial para los 2,6 millones de funcionarios de un 2%, porcentaje que se eleva por encima del 3% al incorporar las pagas extraordinarias y otros complementos específicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios