Andalucía se olvida de la competitividad

  • Un informe de la Fundación BBVA constata la incapacidad de la comunidad para abandonar el penúltimo puesto de la clasificación nacional, posición que ocupa desde hace 20 años · Sólo Extremadura sale peor parada

Comentarios 7

No es un sambenito. La falta de competitividad de la comunidad andaluza gravita sobre ella como una losa, a la que no ha logrado restar ni un gramo de peso en los últimos 20 años. Así se desprende del informe presentado ayer por la Fundación BBVA, según el cual Andalucía es la penúltima región de España en términos de prosperidad y mejora del bienestar de la población, una posición que se ha mantenido inalterada desde 1986. Tan sólo Extremadura sale peor parada; y es que la comunidad andaluza no ha dado un paso adelante en el ranking nacional ni en términos de PIB per cápita (13.314 euros), ni en productividad del trabajo, ni en tasas de crecimiento del empleo o de la productividad.

Bien distinta ha sido la evolución de Navarra, Madrid, La Rioja y Cataluña, cuyo avance en el periodo tomado como referencia les ha permitido colocarse, junto con el País Vasco, a la cabeza de la competitividad en el mercado nacional.

El estudio de la Fundación BBVA, que ha sido realizado bajo la dirección de Ernest Reig, catedrático y profesor del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), desgaja el comportamiento de las distintas comunidades autónomas en relación con cuatro indicadores de competitividad: infraestructuras y accesibilidad, recursos humanos, innovación tecnológica y entorno productivo. Únicamente en el primero de ellos se apunta Andalucía una mejora, al pasar del puesto 16 al 14 -en este ámbito, figura por delante de Galicia, Murcia y Extremadura, y lideran la clasificación Madrid, el País Vasco y Cataluña-. En cuanto a los recursos humanos, la región no logra avanzar más allá de la posición 14 -sí resalta, sin embargo, la mejora de la cualificación de la fuerza de trabajo-, y Madrid, el País Vasco y Navarra vuelven a destacar por encima del resto. Lo mismo ocurre con el indicador de entorno productivo, aunque esta vez el puesto de Andalucía es el 15. Respecto a la innovación tecnológica, hace dos décadas la comunidad estaba mejor posicionada que en la actualidad, ya que ha descendido del escalón 10 al 11. No obstante, se trata del área en el que mejor registro presenta. Por debajo están Murcia, Cantabria, Canarias, Baleares, Extremadura y Castilla-La Mancha.

De acuerdo con los datos facilitados por la fundación, los ratios tecnológicos en los que peor escapa Andalucía son los hogares conectados a internet -está entre las cuatro comunidades con proporciones menos significativas, por debajo, incluso, de Ceuta y Melilla- y las peticiones de registro de patentes. Algo más desahogada se encuentra en aspectos como el esfuerzo en investigación y desarrollo (I+D) del sector privado, el empleo en actividades de I+D sobre el total de la población activa, o el capital tecnológico por empleado (1.036 euros). En cualquier caso, el único indicador en el que realmente destaca es en el esfuerzo en I+D del sector público, capítulo en el que ocupa el tercer puesto del ranking nacional, tras la Comunidad Valenciana y Madrid.

Otro de los aspectos que el informe aborda es el comportamiento de la renta per cápita en el último medio siglo, un periodo en el que la renta de los andaluces sobre la media nacional apenas ha ganado 8 décimas (repunta del 73,43% al 74,26%). En contra de esa evolución ha jugado el aumento de la población, si bien hay otras regiones (Murcia o Canarias) en las que se ha elevado más y, pese a ello, han conseguido una mejora de la renta bastante llamativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios