Andalucía congela la convergencia

  • Cierra 2007 con un crecimiento del PIB del 3,8%, igual al del conjunto de España por segundo año consecutivo · La diferencia en renta per cápita con la media nacional supera ya los 5.000 euros

Comentarios 7

Los datos definitivos de la Contabilidad Regional que elabora el INE conocidos ayer confirman el frenazo en el proceso de convergencia de Andalucía con el resto de España por segundo año consecutivo. Y no sólo eso, sino que también reflejan un aumento en las diferencias entre la renta per cápita de los habitantes de las autonomías más ricas -País Vasco, Madrid y Navarra, por este orden- y las más pobres -Extremadura y Andalucía-.

En cuanto al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), hay nueve regiones que crecen por encima de la media española del 3,8%. Entre ellas sobresale Aragón, que se anota un 4,5% y lidera las alzas aupada por el auge de los trabajos previos a la Exposición Internacional del Agua de este año. Entre esas nueve están también Madrid y País Vasco y Extremadura, las tres con un 3,9%.

Otro grupo de cinco comunidades iguala la tasa nacional: Andalucía, Canarias, Baleares, Navarra y Murcia. El resto, entre ellas Cataluña (3,7%), crece menos y Asturias cierra la clasificación (3,6%).

El crecimiento medio anual del PIB registrado en los últimos siete ejercicios (2000-2007) ha sido del 3,41% en el conjunto de España. En ese periodo, Andalucía ha crecido por encima de esa media cuatro años seguidos (2002, 2003, 2004 y 2005), otro año por debajo (2001) y los dos últimos igual.

Esta evolución ha determinado que la media del crecimiento del PIB regional haya sido del 3,72%, sólo 0,3 décimas más que el promedio estatal. Esta subida media es, no obstante, la segunda más alta de todas las autonomías, sólo por detrás de Murcia (3,94% en ese periodo), aunque insuficiente para que Andalucía suba puestos en la clasificación nacional ante la pujanza semejante o mayor de otros territorios en el periodo.

La previsión para 2008, según confirmaron ayer fuentes de la Consejería de Economía, sigue siendo del 3,4%, la misma de octubre pasado. Este nivel supondría un recorte de cuatro décimas respecto al año pasado y representaría la tasa más baja desde 2002. Frente a ello, el Gobierno central ha rebajado la previsión para España hasta el 3,1% desde el 3,3 inicial ante la crisis financiera internacional y la caída del mercado inmobiliario.

Estos datos de progresión del volumen de la riqueza que se genera en cada territorio se deriva el PIB per cápita de cada región. Y aquí las diferencias, lejos de reducirse entre las autonomías más ricas y más pobres, aumentan un año más.

Este indicador arroja una cifra para cada andaluz de 18.298 euros, un 5,2% más que en 2006 y sólo por delante de Extremadura (16.080 euros, un 7% más). Sin embargo, País Vasco y Navarra crecen más porcentualmente que Andalucía, un 6,5 y un 5,8%, respectivamente, y sitúan ese nivel en 30.599 y 29.483 euros. Con esos datos, Andalucía alcanza el 78,2% de la renta nacional, el mismo nivel que en 2006, y de nuevo sólo por encima de la comunidad vecina (68,7%).

El mayor crecimiento porcentual en renta por habitante, del 7%, se registra simultáneamente en Aragón, Asturias, Ceuta y la citada Extremadura. El promedio nacional sitúa el PIB per cápita en 23.396 euros, el 5,1% más.

Sin embargo, la diferencia entre la media andaluza y española se ha agrandado sustancialmente en la última década. En 1997, el PIB per cápita era (en términos comparables pues no existía el euro) de 9.464 euros en Andalucía y de 12.731 en España. La distancia era así de 3.267 euros. A cierre de 2007, esa diferencia ha aumentado un 56% y se ha superado los cinco mil euros (5.098).

País Vasco, con el 130,8% de la renta media nacional, arrebata en 2007 el primer puesto a Madrid (29.965 euros y el 128,1%). También es significativo que Aragón supera a Baleares y logra el quinto puesto de la clasificación, con 25.361 euros y el 108,4% del PIB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios