Más vivo que nunca

  • El triunfo ante el Osasuna ha llenado al plantel albiazul de moral y confianza de cara al partido ante el Dépor y se ve capacitado para "responder bien" y lograr un "buen resultado"

Con más fuerzas que nunca. La balanza se decantó a favor del Recre en el partido ante el Osasuna y en cuestión de segundos, tras el gol de Morris en el último suspiro, el equipo onubense pasó de verse sumergido en aguas de Segunda a mantenerse a flote en Primera. Este logro ha supuesto más que una inyección, toda una transfusión de moral y confianza para el plantel albiazul. Precisamente este aporte anímico va a ser la principal baza del conjunto onubense para hacer frente y doblegar al Deportivo de la Coruña en el trascendental duelo del domingo.

Así de claro lo tiene, por ejemplo, Javi Fuego al afirmar que "el Dépor es un equipo complicado pero ahora nosotros estamos en una buena dinámica de trabajo y de ánimo y estoy convencido de que el equipo va a responder bien y va a conseguir un buen resultado". No sólo eso, el centrocampista insiste en que "se dan todas las condiciones para que se juegue un buen partido porque venimos de una semana difícil pero bonita en la que hemos conseguido sumar tres puntos en un campo complicado, estamos con mucha moral y confianza ante un rival que es peligroso pero quizás no es de los que más apriete de la categoría ya que le gusta manejar bien el balón y hacer un fútbol bastante bonito", comenta.

En su propósito de dejar los tres puntos en casa, Fuego considera "clave" el aspecto psicológico. "Todo va a depender también de nuestra mentalidad- añade- de no salir ansiosos, hay que trabajar el aspecto psicológico durante toda la semana, ver que es un partido importante, y como se suele decir, no se va a ganar ni en el minuto 1 ni el 5 sino que hay noventa minutos y tenemos que ir madurándolo poco a poco, intentando jugar bien". No obstante, para él prima por encima de todo el resultado. "Lo importante es la victoria, yo firmo jugar mal y ganar -dice- pero normalmente una cosa suele ir ligada a la otra".

El mediocentro asturiano no puede evitar mirar de reojo a la primera vuelta, recordar la brillante trayectoria de juego y resultados cosechada por el Decano en este tramo del calendario y apuesta por repetirla. "En aquellas fechas conseguimos muy buenos números y si hacemos los mismos puntos lograríamos la permanencia", señala, lleno de fe en sus compañeros y en sí mismo. "Yo confío mucho en el equipo, en el trabajo que lleva haciendo durante todos estos meses y seguro que se va a ver refrendado en los próximos partidos y conseguiremos el ansiado objetivo".

Muchos son los motivos que llevan a Javi Fuego a querer el triunfo del domingo, por un lado, refrendar el último resultado en Pamplona y, por otro, ofrecerle una victoria a la afición, que desde el pasado 25 de enero no sabe lo que es ver ganar a su equipo en casa. "De nada sirve el triunfo en Pamplona si no se gana el domingo al Depor, es otro partido importantísimo, está claro que tenemos que ganar como sea. Ojalá no se den cosas raras ni con el árbitro ni con el rival, que sea un partido limpio, normal y que el Recre sea superior", dice el centrocampista. "Además hace muchísimo tiempo que no ganamos en Huelva, ahora hay que terminar la Liga bien -añade- nos quedan dos partidos, uno ante el Deportivo y otro ante el Racing y vamos a intentar hacer seis de seis y que la afición se quede con un buen sabor de boca".

Junto a la gran motivación que ha supuesto el último triunfo en Pamplona para la plantilla de Lucas Alcaraz, está también la calma con la que los jugadores asumen esta semana de trabajo. "Estos días están siendo más tranquilos que los anteriores al partido de Pamplona, estamos centrados bien en el partido del domingo, sin pensar en otras cosas y sin hacer demasiadas cuentas", apunta.

Por otro lado, César Arzo es otro de los jugadores que tiene plena confianza en salir airoso del encuentro ante los de Lotina y se abala en el hecho de que el Recre "está acostumbrado a jugar finales", asegura. "Cuando peor está el equipo parece que es capaz de sacar su mejor juego, como ocurrió en Pamplona y también en enero -explica- entonces estábamos bastante jodidos y el Recre respondió, este equipo está acostumbrado a dar la cara en los momentos más complicados". Para el joven central, "es una lástima tener que llegar a esta situación pero estoy confiado en que el equipo va a dar lo máximo en el próximo partido, que es donde nos volvemos a jugar la vida".

En este sentido, Arzo pone como ejemplo el papel desempeñado por los albiazules en el Reyno de Navarra: "El equipo tuvo la sangre fría de evitar jugar al pelotazo como el Osasuna hubiese querido por su fortaleza física y en su lugar optó por sacar el balón desde atrás, perdimos muy pocos balones en transición y, aunque hasta la última jugada del partido no metimos el gol, fue muy agradecido por todo el partido que estábamos haciendo".

Tras la experiencia vivida en Pamplona y ser testigo directo del calor transmitido por las gradas de aquel estadio, el defensa albiazul manda un mensaje a la afición de Huelva: "Este domingo el Nuevo Colombino debe ser un fortín, una fiesta y que no haya dudas de que la gente que juegue va a dar el doscientos por cien igual que lo hizo la semana pasada, la salvación la tenemos cada vez más cerca y por eso animamos a la gente a que venga y anime sin parar y nos apoye en los mejores y peores momentos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios