fútbol tercera división

Un triste final a una temporada muy gris

  • El San Roque cierra la campaña con otra derrota en casa, ante un Ceuta que fue superior tras el descanso

Un jugador del San Roque protege el balón ante el acoso de un rival, ayer. Un jugador del San Roque protege el balón ante el acoso de un rival, ayer.

Un jugador del San Roque protege el balón ante el acoso de un rival, ayer. / canterla

Hay veces que resulta fácil pronosticar. La Agrupación Deportiva Ceuta derrotó ayer a un San Roque de Lepe para el que la competición acabó hace varias jornadas, confirmando así las previsiones que situaban al conjunto ceutí como claro favorito para ganar el partido. Aun sin hacer un gran encuentro, los tres puntos cayeron del lado del equipo que se jugaba algo en este partido, aunque este resultado finalmente no le sirviera para alcanzar el liderato del grupo X, que finalmente fue para el Cádiz B.

Con la idea de tener una digna despedida de temporada y de borrar la mala imagen de las últimas jornadas, el técnico aurinegro, Antonio Rueda, dispuso un once inicial que se parecía mucho al teórico titular, con la ya conocida ausencia por lesión de Higo Rocha y la única novedad de Chus en la portería. Lo cierto es que con este equipo, el San Roque, al menos durante la primera mitad, no fue inferior a una AD Ceuta que sí se jugaba mucho ayer.

Fue el conjunto ceutí el que quiso llevar la iniciativa del juego, pero no se le vio la intensidad que se le presuponía a un equipo que se estaba jugando la posibilidad de acabar campeón de grupo y encarar así con mejores perspectivas la fase de ascenso a 2ª B. Lo poco destacable en ataque del Ceuta durante el primer periodo fueron algunos disparos desde fuera del área por medio de David Camps, Willy, los dos máximos anotadores del equipo, y Borja Romero, a los que respondió Chus con seguridad.

También lo intentó el San Roque con tiros de media distancia por medio de Camacho y de Tore de falta directa que no llegaron a inquietar a Iván Villanueva. Fue precisamente un mal despeje de puños del portero visitante en un saque de esquina la ocasión más clara de toda la primera mitad para cualquiera de los dos conjuntos, aunque por suerte para los intereses ceutíes la defensa acabó despejando el balón desde la misma línea de meta.

El comienzo del segundo periodo fue más movido de lo que lo había sido el primero, con llegadas sobre las dos áreas, aunque seguía fallando la puntería en los atacantes de ambos equipos. El aurinegro Manu Ramírez fue el que estuvo más cerca del gol en esta fase de partido, primero con un disparo duro en el minuto 50 que Iván desvió a córner y en el 57, esta vez mucho más clara, con un mano a mano con Iván que quiso resolver con un intento de vaselina que acabó marchándose fuera junto al poste.

Ahí se acabó el San Roque, o llegó el momento del Ceuta. Un remate a bocajarro de Sufián que repelió Chus a córner con una gran parada, fue el preludio del primer gol del conjunto caballa anotado por el propio Sufián con un remate similar al anterior, pero en esta ocasión el portero lepero no pudo hacer nada por impedir que el balón acabase en su portería.

Ese primer gol llegó en el minuto 61 y solo tres después, un nuevo saque de esquina sobre el área lepera lo tocaron varios jugadores visitantes hasta que Borja Romero lo introdujo en la puerta local con un remate de cabeza dentro del área chica. La sentencia, si no estaba ya sentenciado, llegó en el minuto 78 cuando Víctor, que llevaba dos minutos sobre el campo, batió a placer a Chus tras recoger un gran pase cruzado de Chakir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios