El triplete del Barcelona pasa por Chelsea

  • Los azulgranas deben dar lo máximo en el barrio londinense para optar al título que parece ahora más complicado · La duda del acompañante de Piqué en la zaga, la gran preocupación

El Barcelona está decidido a hacer historia, y la conquista del triplete -Liga, Liga de Campeones y Copa del Rey- pasa indefectiblemente por su visita de hoy al Chelsea, una cita que reúne a dos equipos feroces en busca de la final continental.

Stamford Bridge se prepara para albergar un encuentro con olor a grandeza, como corresponde a dos de los conjuntos más fiables de las últimas ediciones de la Liga de Campeones. El Chelsea es el actual finalista y el Barcelona es el gran favorito para conquistar un título que ya consiguió en 2006.

El conjunto español se presenta en Londres con la desventaja del empate sin goles sumado en casa en la ida. No fue un buen resultado para sus intereses, pero su espectacular triunfo por 2-6 en el clásico ante el Real Madrid reforzó poderosamente la autoestima de su plantilla, si es que lo necesitaba.

El Chelsea, descartado de la lucha por el título de la Premier League, sólo vive para este encuentro, y más después del beneficioso resultado de la ida. Es un equipo veterano y quizá sus actuales futbolistas afronten su última oportunidad de lograr un título que se le resiste.

"Sabemos lo que los hinchas quieren decir cuando hablan de maldición. Cuanto más años pasan, más piensas si lo conseguiremos alguna vez. Todos nos estamos haciendo más viejos, pero la principal gasolina es nuestra determinación", afirmó el centrocampista Frank Lampard.

El conjunto inglés recibió muchas críticas, especialmente en España, por el planteamiento exhibido en la ida, cuando puso a casi todo su equipo a defender. Pero logró mantener su portería a cero y eso ya es todo un éxito ante el imponente arsenal ofensivo de los azulgrana.

La cuestión es: ¿se verá un Chelsea más ambicioso, y más delante de su hinchada? Quién sabe. Pero lo cierto es que el Chelsea también necesita marcar para pasar la eliminatoria, por lo que no puede pensar exclusivamente en defenderse.

El Barcelona viajó a Londres con la moral por las nubes, según demostró Txiki Beguiristain, su secretario técnico. "Que el subidón nos lleve a Roma", pidió el dirigente, confiado en las opciones de su equipo tras la goleada ante el Real Madrid.

"Ojalá que nos dé confianza y seguridad y que nos lleve a la final. No podemos pensar en que ese resultado (el empate de la ida) nos saque de Roma", agregó.

Josep Guardiola, el entrenador del Barcelona, está pendiente del estado del atacante francés Henry, quien marcó dos goles ante el Real Madrid, pero también sufrió un fuerte golpe en una rodilla que le mantiene pendiente de unas pruebas finales.

Si al final no se recupera, Andrés Iniesta adelantaría su posición junto a Messi y Eto'o, mientras Keita se integraría en la medular en busca de más músculo en esa zona.

Pero todavía más preocupante es la situación de la zaga, pues Puyol está sancionado y Márquez se lesionó en la ida. Por ello, Guardiola se verá obligado a improvisar en esta zona tan delicada.

Martín Cáceres parece la solución más natural para ocupar el puesto de central junto a Piqué, pero el uruguayo apenas ha contado para el técnico catalán durante toda la temporada.

Por eso, Guardiola maneja la posibilidad de sacar del lateral al francés Abidal para integrarlo en el centro de la zaga. Esta circunstancia daría la titularidad al brasileño Sylvinho. Otra opción es utilizar a Toure Yaya como central.

La decisión puede ser trascendente, pues la zaga azulgrana tendrá delante nada más y nada menos que a Drogba, uno de los delanteros más decisivos del torneo.

Stamford Bridge se viste de fiesta para celebrar una cita imponente, con toda una final de la Liga de Campeones en juego. El Chelsea afronta una oportunidad que puede ser la última para muchos de sus futbolistas, mientras el Barcelona ansía dar un paso más hacia un histórico triplete. Dos retos diferentes, pero mayúsculos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios