El tiempo se le agota al filial

  • El Atlético Onubense no reacciona, sigue colista y se acerca cada vez más al descenso de categoría

  • El Sevilla C se impone ante un equipo onubense al que le faltó pólvora en ataque

Iván Martín juega el esférico ante la presión de un rival en un encuentro disputado en la Ciudad Deportiva del Recre. Iván Martín juega el esférico ante la presión de un rival en un encuentro disputado en la Ciudad Deportiva del Recre.

Iván Martín juega el esférico ante la presión de un rival en un encuentro disputado en la Ciudad Deportiva del Recre. / alberto domínguez

El Atlético Onubense sumó su segunda derrota consecutiva al caer ante el Sevilla C por 2-0, con lo que se complican sus opciones de evitar el descenso cuando sólo restan cuatro jornadas para el final.

Llegó el filial del Decano a su partido a vida a o muerte ante un conjunto dirigido por el exsevillista Paco Gallardo que quería sumar tres puntos ante su afición para poder engancharse a los puestos de liguilla de ascenso.

Un cita de vital importancia para el primer filial del Decano, que se jugaba la permanencia y el destino quiso que fuera a domicilio y ante uno de los equipos más fuertes en su feudo, ya que los hispalenses tan sólo han cedido un partido en la Ciudad Deportiva Ramón Cisneros Palacios.

Jesús Vázquez, debido a las múltiples bajas en su plantilla, tiró de nuevo del juvenil, colocando en defensa a Revuelta, que volvía de nuevo a ser titular, y con Diego Domínguez en el lateral derecho. Por su parte, Paco Gallardo hizo lo propio en su once, colocando a Pliego en lanza de ataque.

Los primeros minutos fueron de tanteo, aunque con un mejor conjunto local queriendo buscar con más empuje la portería de Vichi, aunque poco a poco y con el paso de los minutos fue el Atlético Onubense el que recuperó terreno sobre el césped. Sin ocasiones claras de gol, al filial del Decano se le notaba la urgencia de conseguir algo positivo, mientras que los sevillistas controlaban el partido en todas sus líneas, aunque tras la presión de los pupilos de Jesús Vázquez, les costaba un mundo hacer su fútbol.

La primera ocasión para los recreativistas la tuvo Dieguito, que en un mano a mano con Samuel tuvo una gran oportunidad de poner por delante a los suyos, pero el línea levantó el banderín señalando fuera de juego y cortando todas las opciones de gol para el filial. Tuvo la réplica el Sevilla C con una internada por la banda del canterano Pliego, pero su disparo mordido desde la frontal llegó las manos de Vichi.

Buenos minutos de fútbol en los últimos compases de los primeros 45 minutos. Otra gran ocasión, esta válida, para el filial del Decano. Un buen centro de Díaz le llegó a la cabeza a Dieguito y tras su remate fue Samuel quien acertó y atajó el esférico, mantenido la portería a cero. Llegaron los minutos más locos antes del descanso y lo peor, la fatídica noticia que se podía dar para los canteranos del Decano. Tras una bonita jugada de los de Paco Gallardo, llegó el gol de Javi Vázquez para poner por delante a los sevillistas y dejando muy tocados a los onubenses, que no desistían en su empeño por empatar el encuentro, llegándose al descanso con mínima ventaja para el Sevilla C.

La segunda mitad arrancó con los mismos hombres sobre el tapete de la Ciudad Deportiva del Sevilla. La mejor jugada de los onubenses la tuvo Dieguito, por tercera vez en el partido, tras una internada por la banda llegando hasta el interior del área, y tras recortar a un contrario su disparo se estrelló en el larguero y el posterior rechace se fue fuera tras el disparo de Vargas. El filial albiazul apretó en la segunda mitad, no tiraba la toalla a sabiendas de la importancia de al menos puntuar.

Los siguientes minutos fueron de ida y vuelta sin ocasiones claras para ninguno de los conjuntos, aunque con más ímpetu por parte del Atlético Onubense, que con la derrota estaba virtualmente descendido. La peor de las noticias estaba por llegar. Tan sólo quince minutos después de la reanudación, una gran jugada por la banda derecha del conjunto sevillista fue culminada por Cera, que desde el interior del área visitante la puso en las mallas de la meta de Vichi, subiendo el 2-0 en el marcador y complicando aún más las cosas para el filial del Decano.

No se rindió el filial recreativista y no desistía en su empeño por sacar algo positivo. En los últimos veinte minutos fue el Atlético Onubense el que tomó el mando del partido, aunque sin llegar con claridad al área rival. Los hispalenses, con una ventaja de dos goles, se organizaron muy bien sobre el césped y esperaron a tener alguna ocasión más de gol dándole salida al esférico en alguna contra que no fructificó.

Finalmente y sin ocasiones que destacar, el Atlético Onubense cayó con claridad por 2-0 ante un conjunto sevillista que demostró porqué está instalado en los puestos altos de la clasificación. Los pupilos de Jesús Vázquez deberán ganar, obligatoriamente, los cuatro partidos que restan hasta el final del campeonato si quieren lograr la heroica de la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios