La suerte sonríe al Barça

  • El Schalke 04, rival en cuartos de los azulgrana, que se cruzarían luego con el ganador del Roma-Manchester · Arsenal-Liverpool y Fenerbahçe-Chelsea, los otros choques

El Barcelona se alió con la suerte y se enfrentará al Schalke 04 en los cuartos de final de la Liga de Campeones sorteados ayer en Nyon, mientras la Roma tendrá al alcance una deseada revancha frente al Manchester United.

Los restantes choques presentarán un duelo netamente inglés, con el Arsenal jugándose las semifinales frente al Liverpool, y un aparente enfrentamiento desigual en fuerzas entre el Fenerbahçe y el Chelsea. Los partidos de ida se jugarán el 1 y 2 de abril mientras que las vueltas serán el 8 y 9. Barcelona, Liverpool, Manchester United y Chelsea definirán el último encuentro como locales.

"Hay que tener cuidado con los a prioris", advirtió Txiqui Beguiristain, secretario técnico del Barcelona, al preguntársele por la teórica debilidad del rival que les deparó el bombo.

A pesar del aviso, el directivo aceptó que los alemanes eran uno de los contrincantes que podrían haberse elegido de antemano: "Es uno de los equipos que uno podría elegir, pero reitero lo que venimos diciendo, que lo importante era jugar el segundo partido en casa, y eso nos anima".

Otro equipo razonablemente feliz es el Chelsea. Deberá visitar el infierno turco pero podrá definir la eliminatoria en Stamford Bridge. "Creo que fue un buen sorteo para nosotros. No tenemos historia de enfrentamientos con ellos y les tendremos mucho respeto", señaló Peter Kenyon, jefe ejecutivo de los blues.

Por su parte, el representante del Manchester United en el sorteo, Ken Ramsden, se mostró aliviado de no jugar contra un equipo inglés, además de no mostrarse preocupado por un posible desquite de la Roma, que en cuartos de final de la temporada pasada perdió 7-1 en Old Trafford. "Estamos complacidos de no enfrentarnos a un equipo inglés. Contra la Roma ya jugamos en la fase de grupos y no hubo ningún problema", aseguró.

El clásico entre ingleses promete y más por la fecha en las que se jugará, con un Arsenal-Liverpool correspondiente a la Premier League en medio de los dos enfrentamientos. "No lo teníamos planeado, pero evitamos el viaje a Turquía y eso es un bonus. El sueño de tener una final completamente inglesa todavía está muy vivo y eso sería muy interesante", afirmó el jefe ejecutivo del Liverpool, Rick Parry.

Las semifinales enfrentarán al ganador del Barcelona-Schalke con el vencedor del Roma-Manchester United mientras que los triunfadores del Arsenal-Liverpool y del Fenerbahce-Chelsea lo harán entre sí. Los clasificados del Barcelona-Schalke y del Arsenal-Liverpool serán locales en el primer partido de las semifinales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios