tenis abierto de australia

La rodilla de Nadal aguanta

  • El balear vence en un duro encuentro a Schwartzman y jugará ante Cilic en cuartos de final

Rafael Nadal y Diego Schwartzman se saludan tras el triunfo del español en Melbourne. Rafael Nadal y Diego Schwartzman se saludan tras el triunfo del español en Melbourne.

Rafael Nadal y Diego Schwartzman se saludan tras el triunfo del español en Melbourne. / dean lewis / efe

Rafael Nadal y Carla Suárez superaron dos duras batallas para avanzar a los cuartos de final del Abierto de Australia, una ronda a la que no pudo acceder Pablo Carreño.

El balear afrontó ante el argentino Diego Schwarztman su prueba más exigente del torneo hasta el momento y la sorteó con éxito después de casi cuatro horas de un partido de notable nivel que se llevó por 6-3, 6-7 (4), 6-3 y 6-3 haciendo vibrar a la Rod Laver Arena. Con la victoria y el acceso a los cuartos de final por décima vez en su carrera en Melbourne, el mallorquín se asegura mantener el primer puesto del ranking por delante de Roger Federer suceda lo que suceda en el resto del certamen. El finalista del 2017 buscará un lugar en las semifinales ante Marin Cilic, que impidió un duelo español al derrotar a Carreño por 6-7 (2), 6-3, 7-6 (0) y 7-6 (3) en el estadio Margaret Court.

Nadal se encontró no sólo con un buen compañero del circuito como Schwartzman, sino también con un rival feroz. El Peque, con sus 1,68 metros de altura que lo ponen como uno de los jugadores más bajos del circuito, ratificó la enorme evolución de su juego en los últimos tiempos. El argentino, número 26 de la ATP, llevó al límite al mallorquín durante varios momentos. Conectó 12 aces, pese a su estatura, y logró 58 golpes ganadores. Pero para vencer a Nadal muchas veces no alcanza ni siquiera con un juego brillante. Sobre todo si no se capitalizan las oportunidades generadas (apenas tres de 18 en bolas de break).

"Es el primer gran partido que juego en 2018 y algo así ayuda. Esto me da confianza; es saber que puedo resistir unas cuatro horas jugando con esta intensidad", señaló el balear. Ahora lo espera Cilic, un jugador al que derrotó en cinco de su seis enfrentamientos. "Será otro encuentro duro. No puedes esperar otra cosa en unos cuartos de final de un Grand Slam", analizó.

Sexto favorito en Melbourne, el croata se recuperó de un primer set adverso ante Carreño, que tuvo una posibilidad de colocarse dos sets a uno cuando sirvió con 5-6 y 15-30 a favor. Pero el campeón del US Open 2014 impuso su potencia (20 aces y 73 golpes ganadores) para decidir.

Por su parte, Carla Suárez, en el inicio de la actividad dominical en la Rod Laver, remontó un partido casi perdido ante la estonia Anett Kontaveit para instalarse por tercera vez en su carrera en los cuartos de Australia. La española se recuperó de una desventaja de 1-4 en el segundo set para imponerse por 4-6, 6-4 y 8-6 ante una rival que llegó a servir para ganar el choque en la tercera manga con ventaja de 4-5. La canaria se medirá ahora con la danesa Caroline Wozniacki.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios