bádminton

Los retos de Carolina

  • La volantista onubense tiene como objetivos para este año "el Europeo, el Mundial y volver al número 1"

Carolina Marín durante el acto celebrado ayer en Madrid. Carolina Marín durante el acto celebrado ayer en Madrid.

Carolina Marín durante el acto celebrado ayer en Madrid. / rubén muñoz / efe

La campeona olímpica de bádminton Carolina Marín afirmó que sus objetivos de este año 2017 son "el Europeo, el Mundial y volver al número 1" del ranking de mejores jugadoras.

"Quiero ganar todo, Europeo, Mundial y volver al número 1, pero va a estar complicado", declaró Marín durante el acto de presentación del acuerdo de patrocinio alcanzado con la cadena Meliá Hotels International.

La próxima semana intentará revalidar su título continental en Kolding (Dinamarca)

En el último mes y medio, la deportista onubense ha perdido tres finales consecutivas en los Abiertos de la India, Malasia y Singapur -en Alemania también accedió a la final, pero no compitió por una lesión-, pero está "con confianza de conseguir muchos más títulos".

"Hago un balance positivo de estos primeros meses, desde enero entreno al cien por cien y ha vuelto la Carolina de los Juegos", dijo en referencia a la lesión sufrida tras Río 2016, donde ganó la medalla de oro.

Marín es actualmente segunda en el ranking de la federación internacional, actualizado el día 13 de abril. La primera posición es para la taiwanesa Tai Tzu Ying, su verdugo en los torneos celebrados en Singapur y Malasia.

Con el objetivo de "volver al número 1" durante este 2017, Marín afirmó que su principal meta a corto plazo es el próximo Europeo, título que ya ha ganado en dos ocasiones y que esta edición se celebra en Kolding (Dinamarca) entre los días 25 y 30 de abril.

"Después quiero ganar algún Superseries y el Mundial", comentó sobre la máxima competición internacional que se disputará del 21 al 27 de agosto en Glasgow (Reino Unido).

Ya en 2018, la doble campeona del mundo tendrá la oportunidad de competir en el Europeo de bádminton que se celebrará en su ciudad natal, Huelva, algo que le resulta "muy emocionante" por el hecho de jugar delante de su "familia, afición y de toda España".

Con tan solo 23 años y un oro olímpico, Marín no duda de que estará en los próximos Juegos, con lo que ya sumaría tres participaciones con las de Londres 2012 y Río 2016. "Si no me lo impide ninguna lesión, por supuesto que estaré en Tokio 2020", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios