Una remontada que huele a título

  • El Barcelona golea a la Real Sociedad al reaccionar a un 2-0 con tantos de Paulinho, Messi y dos de Suárez

Messi acaba de transformar una falta directa para hacer el cuarto gol del Barcelona y culminar la remontada ante la Real Sociedad en Anoeta. Messi acaba de transformar una falta directa para hacer el cuarto gol del Barcelona y culminar la remontada ante la Real Sociedad en Anoeta.

Messi acaba de transformar una falta directa para hacer el cuarto gol del Barcelona y culminar la remontada ante la Real Sociedad en Anoeta. / javier etxezarreta / efe

El Barcelona puso fin a su maldición contra la Real Sociedad en Anoeta, donde pasó de estar al borde de su primer k.o. de la temporada a remontar y llevarse un triunfo que le permite acabar la primera vuelta de LaLiga como autoritario e invicto líder. El equipo de Ernesto Valverde perdía por 2-0 y daba la sensación de que una vez más iba a salir revolcado del feudo donostiarra, donde no ganaba desde el 5 de mayo de 2007. Pero en esta ocasión reaccionó a tiempo, con determinación y brillantez. El brasileño Willian José, con un preciso testarazo, y Juanmi, con un remate que rozó en Sergi Roberto y despistó a Ter Stegen, rubricaron el buen inicio local ante un Barcelona desdibujado hasta que Paulinho, al filo del descanso, alimentó las esperanzas y Luis Suárez las aumentó con un golazo en la reanudación.

Era otro Barcelona. Otro partido. A la Real Sociedad ya le costaba frenar el caudal de juego de Leo Messi y compañía. El uruguayo logró culminar la remontada (71') con su tercer doblete de esta campaña liguera y La Pulga puso la guinda con un espectacular lanzamiento de falta (85').

El equipo de Valverde sigue su vuelo imparable hacia el título. Con media campaña por delante su ventaja es casi decisiva: le saca nueve puntos al Atlético de Madrid, 11 al Valencia y nada menos que 19 al Real Madrid.

El conjunto catalán salió muy metido ante una Real timorata que rara vez hilaba pases con peligro. El público de Anoeta se esperaba lo peor, pero todo cambió en un instante cuando en el minuto 10, Xabi Prieto, con el guante que tiene en el pie, asistió desde una banda al cabezazo de Willian José adelantándose a los centrales blaugranas.

La afición local despertó y también comenzó a creérselo, de forma que a los de Valverde les tocó defender y esperar a que pasara la furia. Willian José está de dulce y todavía pudo haber hecho más daño al Barça en otra culminación que también terminó en gol, anulado con polémica por González González, al señalar una falta previa a Rakitic.

Una jugada similar generó el segundo tanto legal de los blanquiazules, obra de Juanmi. El equipo visitante minimizó los daños instantes previos a irse al descanso, en su mejor jugada de la primera mitad, con la que generó el gol de Paulinho a centro desde izquierda de Luis Suárez.

Valverde, que tiene en Anoeta su campo más adverso en resultados, comenzó a ver todo de otro color a la vuelta de vestuarios porque casi en la primera acción de su equipo llegó el empate, una obra de arte de Luis Suárez bombeando un balón al ver a Rulli adelantado. El Barça había hecho lo más difícil, remontar dos goles en un campo que estaba ya muy rápido por la lluvia y que amenazaba con enloquecer en el último tercio de partido.

La Real no lo veía claro y trataba de nadar con la ropa guardada, algo imposible con este Barcelona que, otra vez con un insaciable Luis Suárez, dejó ya muy decantado el choque en otra excepcional definición que dejó ya muy tocado al equipo donostiarra, que cedió su resistencia para que el líder jugara ya a placer los minutos finales. Leo Messi se uniría la fiesta a seis minutos para la conclusión en un gran lanzamiento de falta, a la que su compatriota Rulli no puso oposición para que el Barça se llevara al final una cómoda victoria y diera un paso de gigante hacia el título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios