Recreativo

La recuperación de Álvarez, la "más problemática"

  • El albiazul Zahínos ha sido intervenido con éxito en Madrid de su grave lesión de rodilla

Comentarios 1

Numerosos jugadores del Recreativo visitan al comienzo de esta semana la enfermería pero sólo en un caso, el del central Quique Álvarez, su participación en el próximo partido resulta "más problemática", según uno de los médicos del club onubense, César Quesada. "Habrá que esperar su evolución a mañana -por hoy- y si es favorable es posible que empiece a trabajar con el resto de sus compañeros", explica.

El partido ante el Zaragoza fue de gran dureza para el plantel Decano ya que, además de suponer una dolorosa derrota, dejó a varios jugadores con golpes. Son los casos de Sinama y Camuñas, ambos con una contusión en los gemelos; Jesús Vázquez, con un derrame en cada lateral del muslo; y el interior portugués Varela, con una sobrecarga en la cara posterior de la pierna y en el muslo izquierdos.

Camuñas no se entrenó ayer y hoy será revisado por el cuerpo médico del Decano a fin de valorar su lesión. En el caso de que sea necesario, el futbolista será sometido a una prueba para determinar su alcance. No obstante, su participación en el encuentro del domingo no parece cuestionarse, según Quesada. Tampoco en el caso de los demás futbolistas.

También parece que estará a disposición de Manolo Zambrano el defensa uruguayo Martín Cáceres, que "se encuentra bastante bien", según el galeno albiazul. "Progresivamente va a ir entrando a trabajar con el resto del grupo", añade.

Por tanto, todo apunta a que el entrenador onubense sólo deberá hacer frente esta semana a las bajas por sanción de Beto, Marco Ruben y Edu Moya y, en el caso más negativo, con la ausencia por lesión de Quique Álvarez.

Por otro lado, José Ignacio Zahinos ha sido intervenido recientemente con éxito en la Clínica Fremap de Madrid de la rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla y de la fractura del cuerno del menisco, que sufrió de manera fortuita en Pamplona ante el Osasuna. El jugador albiazul espera que el pos-operatorio pase pronto para iniciar con ganas el duro proceso de rehabilitación, que se estima entre seis y ocho meses, aproximadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios