¿Otro récord extraterrestre en los 200 metros?

El jamaicano Usain Bolt compareció por séptima vez en la pista del Olympiastadion para ganarse un puesto en la final de 200 metros mediante una nueva exhibición de superioridad casi humillante para sus adversarios.

Ataviado con una camiseta verde bajo la amarilla del uniforme jamaicano, Bolt cobró ventaja desde el primer metro y, vencedor en 20.08 sin apretar a fondo, no dejó el menor resquicio de duda sobre el desenlace de la final de la media pista, el plato fuerte de la jornada de hoy a las 20.35.

El estadounidense Wallace Spearmon hizo el segundo mejor registro de las semifinales al ganar la segunda en 20.14.

Bolt ofrecerá el segundo acto de su particular obra maestra en el Estadio Olímpico de Berlín, donde tras su exhibición en los 100 metros (9,58), buscará un nuevo récord extraterrestre en los 200.

En la capital china, Bolt presentó la premiere de su singular show: ganar las medallas de oro en 100, 200 y 4x100 metros y hacerlo además con tres récords mundiales. En Berlín, el jamaicano parace capaz de ofrecer una segunda versión mejorada.

Bolt dejó el récord mundial de los 200 metros en 19,30 segundos en Pekín, rompiendo una marca que parecía eterna, los 19,32 que el estadounidense Michael Johnson había establecido en Atlanta en 1996. Berlín ofrecerá hoy a Bolt condiciones similares a las que se encontró aquella noche calurosa de agosto en Pekín. Las predicciones meteorológicas auguran temperaturas de hasta 35 grados durante el día. Y se espera que el mercurio no baje mucho más de cinco grados a la hora de la carrera. El calor le vendrá bien a los músculos del jamaicano.

La final será la octava carrera del caribeño en el Mundial, después de cuatro pruebas de 100 metros y tres rondas previas de 200. "Dudo que pueda conseguir un récord mundial en los 200", dijo Bolt el domingo tras su exhibición.

En los 200 de Pekín, Bolt apretó al máximo hasta el final para dejar atrás la marca de Johnson. Por eso romper ahora la barrera del 19,3 en la prueba de la curva y la recta parece un trabajo de titanes.

Además, el jamaicano no tendrá al estadounidense Tyson Gay pisándole los talones. El defensor del título, que en la final de los 100 hizo 9,71, decidió renunciar al doble hectómetro por un dolor de ingle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios