Recreativo | barcelona · la previa

Una proeza por necesidad

  • Trascendental Además de ser una fiesta, la visita culé es vital para las aspiraciones albiazules de lograr la permanencia Cambios La entrada de Iago Bouzón en el lateral es la única novedad que podría presentar Zambrano

Comentarios 8

Vencer a un rival como el Barcelona, el Real Madrid o cualquiera de ese nivel es siempre una gesta, una hazaña para un 'pequeño' que queda grabada en su habitual escaso bagaje de proezas menores. Es la realidad. Que el Decano sea capaz de imponerse al peor conjunto azulgrana de la historia, que no es ni mucho menos el caso, sería brindar un logro a los suyos. La diferencia entre uno y otro es y será siempre abismal. Da igual medirse esta distancia en presupuestos, fichas, socios o repercusión. Cualquier parámetro dejará siempre a las claras quien juega de pez grande y quien de pez chico en la cita, aunque en ella el necesitado y quien más ímpetu pondrá en la pelea será el modesto, aquel para el que los puntos a estas alturas son un obligación, sea quien sea su oponente. Es decimoséptimo y tiene 36 puntos, a tres de la zona de descenso y ante las escasas diferencias con los rivales que le superan en la tabla necesita un triunfo para asegurar su mejoría clasificatoria, pese a tener por delante a tan temible adversario.

Se da la circunstancia de que lo que normalmente no es más que una fecha marcada en rojo en el calendario de aficionados y jugadores, uno de esos partidos que nadie quiere perderse y que todos afrontan como una fiesta se convierte en este caso en una cuestión de necesidad. El Decano está obligado a hacer historia por su propia supervivencia en la categoría. No sería dramático no puntuar, pero hacerlo casi podría serlo de forma positiva.

Para ello debe imponerse a un Barcelona al que todos se empeñan en colocar la vitola de equipo en crisis y que, pese a no enganchar con su fútbol, está en las semifinales de la Champions, y con algunas opciones todavía en la Liga. Los azulgranas están mostrando una peligrosa irregularidad esta campaña, algo que les ha impedido ser plenamente competitivos en la Liga, aunque han podido ir 'tirando' en Europa con el partido a partido. Por Huelva pasa su último tren. Esquilmado de estrellas, unas por lesión otras por escasa implicación, Rijkaard llegará Huelva después de vivir frente al Schalke 04 una de sus noches más duras. Sin Ronaldinho o Deco, tampoco podrá ampararse en el genio emergente de un futbolista que se estrenó precisamente como goleador contra el Recreativo en la ida: Bojan. Ausente él, vuelve a la convocatoria Messi. El argentino regresa después de mucho tiempo lesionado y es probable que disfrute de minutos pese a no ser titular en el Nuevo Colombino. Tampoco estarán Henry e Iniesta, por lo que el Barcelona que saltará al campo tendrá menos brillo a priori y posiblemente sea un conjunto más duro, tal en previsión de encontrarse con un Decano con la agresividad que le ha permitido sacar la mayor parte de sus puntos ante sus aficionados.

Tampoco es del todo claro el panorama que tiene el técnico recreativista Manolo Zambrano. Además de la lesión del centrocampista Zahinos, que estará de baja entre seis y ocho meses tras caer fulminado en el Reyno de Navarra, ayer se encontró con la ausencia de Martín Cáceres, que estará tres semanas de ausencia por una rotura fibrilar. Su lugar el once será ocupado por Quique Álvarez. El central estará disponible y, aunque en principio no iba a estar en el once inicial sino en el banquillo, tendrá que salir desde el comienzo por las circunstancias. Iago Bouzón entrará en el lateral derecho. El resto del once no debe sufrir variaciones ni el dibujo con el Decano tratará de buscar esa sorpresa tan necesaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios