La polémica de la antorcha se traslada a Kuala Lumpur

  • El relevo en Japón se modifica ante la negativa de un templo budista de ser el punto de partida

La antorcha olímpica recorrió ayer Kuala Lumpur en medio de fuertes medidas de seguridad ante el deseo de las autoridades malasias de evitar que se produjeran incidentes como los registrados en otras ciudades mundiales, sobre todo en Londres y París, pero, según la agencia oficial Bernama, al menos cuatro extranjeros fueron detenidos por realizar actos de protesta.

La Policía, advirtiendo a los manifestantes de que se arriesgaban a ser arrestados si intentaban interrumpir la carrera, había desplegado a 1.000 agentes a lo largo de los 16,5 kilómetros entre la plaza de la Libertad, de la época colonial, y las Torres Petronas, los segundos edificios más altos del mundo.

Entretanto, la preocupación en torno a la seguridad en el relevo de la antorcha ha hecho que las autoridades japonesas hayan modificado el recorrido que ésta realizará por la ciudad de Nagano. El recorrido japonés de la antorcha olímpica saldrá de un descampado de la ciudad, después de que un antiguo templo budista declinase hacer de anfitrión debido a los temores por la seguridad y las quejas de sus fieles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios