Tres plazas para seis candidatos

  • Herrerías, Pozo del Camino, Iliplense, Medina Arsena, Encinasola y Cerreño optan a una eliminatoria de ascenso que tienen asegurada San Roque de Lepe B, San Juan, Atlético Calañas, Valverde y Nerva

La Primera Provincial llega a la última entrega del calendario con seis equipos en disposición de cruzar la meta y entrar en la eliminatoria de ascenso a Regional Preferente. Herrerías, Pozo del Camino e Iliplense están a las puertas de completar el cupo de un grupo I en el que San Roque B y San Juan ya están clasificados.

De estos aspirantes el Herrerías es el que mejor lo tiene, aunque conseguir el punto que necesita, actualmente tiene 42, no se presume fácil. Parte con la inestimable ventaja de afrontar el envite en casa, y lógico es pensar, dado lo mucho que se juega, que bajo el constante apoyo de una afición que lleva varias temporadas quedándose con la miel en los labios.

Frente tendrá al Iliplense, rival que se desplazará con pensamientos de neutralizar el empate que sacó el cuadro minero de su terreno. Los de Niebla están obligado a ganar para igualar esa cifra de puntos que puede desembocar en un triple empate en el que entraría el Pozo del Camino ganando al San Roque B.

Si difícil para ambos contendientes se presume el enfrentamiento que tendrá lugar en el Virgen de Guadalupe minero, no menos complicado puede resultar para Pozo del Camino y San Roque B resolver favorablemente el encuentro.

El filial lepero saltará con pensamientos de ganar para poner la guinda a su espléndida temporada, pero delante estará un Pozo que lo dará todo para que no se le escape el tren de la eliminatoria de ascenso que, aún perdiendo, tomaría si el Herrerías consigue el pleno frente al Iliplense.

Como invitado de excepción encara el San Juan el último examen del curso liguero. Pase lo que pase tiene asegurada su participación en la lucha para subir de categoría, aunque la victoria sobre el San Bartolomé, oponente que aparece como fácil para los entrenados por Juan Ángel, le permitiría pugnar por subir con el Nerva, tercero del otro grupo.

Aparte de los implicados en la lucha por la clasificación, poco o nada se juegan ya los demás equipos del grupo I en una jornada en la que la principal pretensión del Mazagón, Las Colonias y el Atlético Villablanca irá encaminada a obtener resultados positivos en los respectivos choques que sostendrán contra Paymogo, El Granado y un Bonares que tratará por todos los medios poner fin a la competición en el sexto puesto.

Por lo que respecta al grupo II, y con la clasificación ya matemática del Atlético Calañas, como campeón, Valverde, como segundo, y Nerva, ubicado en el tercer escalón, el interés se centra ahora en la recuperación del aplazado entre el Higuera y el Cerreño. Esta circunstancia deja una incógnita pendiente hasta que, junto a los rivales a los que tenían que enfrentarse este fin de semana, Medina Arsena y Campillo, agoten el último capítulo liguero.

De momento el que en mejor situación llega para formar parte del grupo de aspirantes al ascenso a la Preferente, es el Medina Arsena, pues no en vano solamente necesita empatar en el terreno serrano del Higuera.

En caso de no conseguirlo, correría el riesgo de entrar en un triple empate con el Encinasola y el Cerreño, situación que clasificaría al Cerreño gracias a sumar en el coeficiente un total de siete puntos, frente a los seis que totalizaría el Encinasola y a los cuatro del Medina Arsena.

El Encinasola, merced al triunfo que le concede la retirada del Atlético La Dehesa, completa un total de 36, cifra que como máximo puede alcanzar el Cerreño no fallando frente al Higuera y en el partido con el Campillo.

Los tres que ya están clasificados encarán este fin de semana partidos de guante blanco. El Atlético Calañas debe refrendar frente al Cumbres Mayores su condición de campeón, y el Valverde doblegar a un Repilado que se atascó con el paso de la Liga. La rivalidad dificultará al Nerva la tarea de superar al Zalamea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios