La plantilla cambia la rutina por una jornada lúdica de convivencia

  • Protagonizaron una 'batalla' con pistolas de pintura y hoy prepararán el partido de mañana en casa ante la Real

Los jugadores del Sevilla cambiaron ayer la rutina de los entrenamientos en su Ciudad Deportiva por una convivencia lúdica en las inmediaciones de la localidad sevillana de Los Palacios, donde protagonizaron una 'batalla' con pistolas de pintura y degustaron un arroz.

Con esta actividad, la plantilla sevillista liberó los nervios y tensiones propios de estas alturas de la temporada, y más aún al estar aún el equipo que entrena Unai Emery inmerso en tres competiciones: Liga, Copa del Rey y Liga Europa.

Por ello, el técnico guipuzcoano se llevó a sus jugadores a dicha zona rural para disfrutar de una 'guerra' de paintball y de un arroz como almuerzo, informó el club.

Asistieron a este inusual entrenamiento el medio francés Steven N'Zonzi, recién salido de una lesión, y el extremo ucraniano Yevhen Konoplyanka, que se recupera de un problema muscular, mientras que no pudo participar del juego el centrocampista danés Michael Krohn-Dehli, también restablecido recientemente de una dolencia. Faltaron a esta convivencia, por diversos motivos, el mediapunta argentino Ever Banega y el defensa portugués Daniel Carrico, aunque este último se incorporó a la comida.

El Sevilla continuará hoy por la mañana con la preparación del encuentro de mañana domingo frente a la Real Sociedad, con una sesión de trabajo a puerta cerrada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, escenario del encuentro, en el que los hispalenses esperan continuar con su buena trayectoria en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios