La permanencia, muy cerca

  • El Grupo Marsol puede asegurarse hoy su continuidad en la categoría con una victoria sobre el Lima Horta, después de vencer en su estreno de la fase final al anfitrión, el Pabellón Orense, en un gran partido

El Grupo Marsol Conquero logró ayer una victoria muy importante para la permanencia en la LF-2 al imponerse al anfitrión, el Pabellón Orense, en los últimos tres minutos, cuando parecía que éste había dejado prácticamente sentenciado el choque en el tercer cuarto, con una renta de hasta 14 puntos.

Las onubenses completaron un último cuarto excelente, se aprovecharon del mal planteamiento local y el relajamiento de algunas jugadoras, lo que les permitió, a falta de 3 minutos, empatar el partido, y gracias a los tiros libres de D'Amico, Méndez y Chumillas, ponerse por delante para lograr la victoria.

El triunfo, además, da muchos ánimos a las onubenses. Primero porque demostraron mucha madurez, una gran capacidad de reacción, un buen planteamiento de juego, y una forma física muy buena para el largo viaje que sufrieron el jueves. Pero, además, porque dejan a un lado una racha de resultados negativa que había minado su moral, ahora revitalizada.

Durante los primeros diez minutos de partido fueron las chicas de Gabriel Carrasco quienes dominaron con una excelente defensa y aprovechando los lanzamientos de Eva Lozano y el juego de Melissa D'Amico en el interior, donde cargó de personales a las pívots locales. Aunque el cuadro gallego reaccionó, era incapaz de mantener la intensidad, y el choque fue un tira y afloja. Sin embargo, el inicio del segundo cuarto coincidió con los mejores momentos del cuadro local, liderado por Kulite en defensa y el acierto de Hazuchova y Harris, lo que dejó un 43-35 al descanso.

El tercer cuarto no fue mucho mejor para un Grupo Marsol que parecía haber perdido el rumbo ante un conjunto gallego muy enchufado y que fue por delante durante todo el parcial, llegando a disponer de una ventaja de 14 puntos (56-42) en el 28'.

Pero ahí apareció de nuevo la mano magistral de Gabriel Carrasco, muy inteligente en la dirección; reordenó todo el equipo, cambió la defensa a una zona que se atragantó a las locales y supo jugar sus bazas en el último cuarto, en el que las onubenses volvieron a ser las del principio. Así, el Grupo Marsol fue poco a poco recortando la desventaja y, a falta de 5 minutos, se puso a sólo 3 puntos (61-58). Pero no se rindió y en la recta final, Chumillas empataba el partido (66-66) desde la línea de personal, desde donde apuntillaron a un nervioso rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios