Sin margen de error

  • El Real Madrid recibe al Sevilla con la necesidad de recuperar crédito en el liderato pero con las reservas de medirse a su particular 'bestia negra' en esta temporada

El líder, Real Madrid, recibe en el Santiago Bernabéu al Sevilla, su bestia negra de la temporada, con el que ha perdido los tres partidos que ha disputado, y sin margen de error después de caer en seis de sus últimos ocho encuentros.

Obligado a romper la dinámica perdedora en la que se encuentra inmerso, el Real Madrid de Bernd Schuster recibe a uno de los rivales ante los que peor resultado cosecha. Sin ir más lejos, esta temporada el equipo blanco sufrió dos derrotas en la Supercopa de España, y en el encuentro liguero de la primera vuelta en Nervión.

Se respira tensión por Valdebebas, ambiente de partido importante, desde que Schuster juntó el viernes a sus jugadores, les leyó la cartilla y les puso un vídeo que mostraba todos sus errores en el encuentro ante el Valencia.

Aún dolido por la derrota del pasado fin de semana en el Bernabéu, tras una segunda parte de buen fútbol, el Madrid se presentará ante su afición con el único objetivo de cambiar la dinámica de resultados y mantener la distancia con sus perseguidores.

Lo hará con una baja importante en la defensa, Pepe, como en la delantera, Van Nistelrooy. El central se lesionó en los partidos internacionales de esta semana y al holandés aún le queda para recuperarse. Su ausencia desata problemas con el gol y Schuster anda dando vueltas a su sustituto. Ante el Sevilla le toca el turno a Gonzalo Higuaín. Javier Saviola ya espera en el banquillo el suyo tras pasar el tren de Roberto Soldado.

Schuster no puede contar con Metzelder, Pepe y Van Nistelrooy por lesión y ha dejado fuera de la lista de convocados a Codina, Salgado, Balboa y Soldado por decisión técnica. La baja de Pepe provoca el regreso al once de Heinze, en el centro de la defensa, y la duda radica en el lateral izquierdo donde la presencia de Navas en el rival, puede provocar la titularidad de un jugador con más dotes defensivas como Torres en detrimento de Marcelo.

Mientras, el Sevilla, después de la decepción sufrida el pasado sábado en el Sánchez Pizjuán ante el Atlético de Madrid (1-2), confía en volver a ilusionarse con los puestos de Liga de Campeones, y para ello necesita conseguir hoy una victoria sonada.

Todos en el seno del club andaluz son conscientes de que la empresa es complicada y más después de que el equipo de Schuster cayera el domingo en casa ante el Valencia (2-3), pero la necesidad del Sevilla es grande si quiere optar una campaña más a jugar la máxima competición europea.

En la memoria sevillista está la última visita al estadio madridista, el pasado verano, en la vuelta de la Supercopa de España, cuando el equipo entonces entrenado por Juande Ramos le sacó los colores al de Schuster (3-5).

Ahora, con Manolo Jiménez en el banquillo, intentará volver a triunfar, aunque para este choque el técnico sevillano cuenta con problemas significativos en la defensa. El serbio Dragutinovic ha sido operado en las ingles esta semana y será baja aproximadamente un mes, mientras que otro defensa, el central francés Escudé, también estará ausente en Madrid por un crónico problema de pubis y otro en el gemelo.

Estas bajas de dos habituales titulares, obligan a Jiménez a montar una defensa inédita, con Mosquera y David Prieto como centrales. Además, Maresca cumplirá el primero de los cuatro partidos de castigo que le han impuesto tras el cabezazo que le dio a Agüero la pasada jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios