Osasuna | recreativo · la previa

El margen de error se reduce

  • Necesidad El tropiezo frente al Athletic obliga a los albiazules a sumar un triunfo fuera de casa para no descolgarse Cambios Sinama podrá estar y con ello el Decano gana a su mayor goleador para el ataque

Comentarios 1

Las jornadas pasan, el final se acerca y el margen de error es cada vez menor. Las opciones de lograr la permanencia siguen intactas para el Recreativo, pero para ello debe romper cuanto antes el maleficio que le persigue lejos de su campo. No gana fuera del Nuevo Colombino desde que se impusiera al Espanyol en el estadio de Montjuic en el debut de Manolo Zambrano como técnico del primer equipo. Desde entonces ha sobrevivido gracias a la fortaleza en Huelva, aunque según se va acercando el tramo final se hace urgente conseguir al menos un triunfo como visitante. Más si se tiene en cuenta el último empate ante sus aficionados frente al Athletic de Bilbao, lo cual ha trastocado las cuentas de la salvación.

El calendario no es demasiado propicio para ello. Tal es así que lo obliga a dar la sorpresa en un feudo tan complicado como el Reyno de Navarra, donde su titular se ha hecho fuerte durante todo el campeonato para pelear con soltura por estar una campaña más en Primera División. A esto se enfrentan los albiazules, para quienes ha llegado el momento de olvidar las circunstancias de los partidos y mirarse a sí mismos. Han demostrado en más de una ocasión esta temporada de lo que son capaces y no tienen más que recuperar la mejor versión de su propio juego para volver a sumar una victoria.

De no hacerlo, con los emparejamientos de la jornada, podría descolgarse un tanto de sus perseguidores en la lucha por el objetivo de la salvación. Además, habría dado al Osasuna media permanencia, por lo que sería uno menos el equipo en la pelea por la plaza que queda por definirse una vez que el Real Murcia y el Levante parecen totalmente descartados.

Consciente de la dificultad del encuentro y la necesidad de sumar los tres puntos, Manolo Zambrano se ha llevado toda la artillería hasta tierras navarras. Desplaza a 19 futbolistas y estará hasta última hora a expensas de lo que sucedan con aquellos profesionales que han estado toda la semana con molestias como es el caso de Martín Cáceres o Quique Álvarez.

El uruguayo Martín Cáceres ha viajado finalmente a Pamplona, pero su presencia definitiva en la convocatoria no se sabrá hasta un entrenamiento previo que tendrá lugar esta misma mañana en las instalaciones de Tajonar, ya que el jugador está convaleciente de una reciente lesión en el abductor de la pierna derecha.

Si el futbolista charrúa no estuviera apto para jugar contra Osasuna, sería sustituido por Edu Moya, quien volvería así a la alineación tras varias semanas de ausencia. El extremeño fue el sacrificado tras la goleada encajada frente al Mallorca en Son Moix. Desde entonces ha estado ausente de los planes de Manolo Zambrano. De estar apto Cáceres, actuará como lateral derecho, mientras que Quique Álvarez ocupará su puesto en el centro de la defensa.

Donde parece que habrá menos cambios es el centro del campo, pues Jesús Vázquez y Martins ocuparán el doble pivote, mientras las bandas serán para Camuñas y Aitor, por lo que pondrá en liza la medular más potente de la que puede disponer.

En ataque podrá lucir el 'regalo' que Apelación le dio el pasado jueves. Sinama Pongolle estará en el Reyno de Navarra junto a Marco Ruben. La pareja albiazul está en forma y se compenetra bien. Sólo les falta tener el acierto del que carecieron frente al Athletic de Bilbao para que el signo varíe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios