El jovencísimo Masiá sorprende al 'paddock'

Jaume Masiá era prácticamente un desconocido hasta ayer. Con apenas 16 años, el valenciano debutó en la categoría de Moto3 en sustitución del lesionado Darryn Binder. Después de la lección de pilotaje de la que hizo gala en el circuito de Spielberg, el paddock del Mundial de motociclismo a buen seguro estará atento a sus próximas andanzas.

Cuando el semáforo se apagó, Joan Mir, a la postre ganador de la prueba, se puso en cabeza para marcar un ritmo inalcanzable para el resto de rivales... a excepción de Masiá.

Y es que, lejos de conformarse con llevar la moto hasta la meta y extraer el máximo aprendizaje posible de su corta pero intensa aventura en la categoría más pequeña del Mundial, el joven piloto rodó en segunda posición durante varios giros, manteniendo a raya a más de un incrédulo adversario. ¿Quién es ese? Se preguntaría más de uno al colocarse tras su rebufo.

Tal fue el empeño del valenciano -que llevaba nueve kilos de lastre debido a su pequeña envergadura-, que marcó la vuelta rápida en el undécimo giro (1:36,400) y, aunque a medida que transcurría la carrera fue perdiendo fuelle respecto a sus más experimentados rivales, concluyó en una más que meritoria novena posición y con siete puntos en su bolsillo.

Ni siquiera en su equipo, el Platinum Bay, podían creerse lo que acaba de hacer el chaval, digno sustituto de Binder.

"Nunca habría imaginado un debut así. Me veía muy fuerte, pero no tanto. Estoy muy contento con lo que hice y muy agradecido al equipo", declaró Masiá al ser preguntado por su proeza. "Pero también cometí errores de novato, como por ejemplo irme largo en una curva y pasar de la tercera a la quinta posición", apostilló sincero.

Justo antes de abandonar la zona mixta del circuito de Spielberg, Masiá formuló un deseo: "Tengo ganas de más", lanzó poco después. Un deseo que podría hacerse realidad más pronto que tarde.

Actualmente, el joven disputa el Mundial Junior de Moto3 con el equipo Cuna de Campeones, en el que marcha cuarto. Pero a tenor de su buen desempeño en territorio austriaco, no sería de extrañar verlo el año que viene tomar la salida en el primer gran premio del Mundial de Moto3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios