AUTOMOVILISMO l Fórmula Uno

La intranquilidad perpetua

  • McLaren podría ser sancionada de nuevo en 2008 y reabrirse el caso de Renault

Comentarios 0

El año 2007 en la Fórmula 1 será recordado por los escándalos de espionaje que, lejos de olvidarse con el nuevo año, se prolongarán hasta 2008 amenazando a Renault y McLaren-Mercedes.

Ninguno de los dos equipos pasará una Navidad tranquila tras los anuncios hechos ayer por la FIA en Montecarlo: el caso de Renault por espionaje a McLaren podría reabrirse si aparecen nuevas pruebas y McLaren deberá disipar hasta el 14 de febrero las dudas que se ciernen sobre el uso de datos de Ferrari en los nuevos monoplazas de 2008.

"Créanme: si hacemos que regresen 26 personas que llegaron de todo el mundo es porque tenemos buenas razones para ello", dijo Max Mosley, presidente de la FIA, ayer en una entrevista.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) aplazó la decisión que tenía que tomar ayer sobre una posible nueva sanción a McLaren hasta el 14 de febrero, cuando se celebrará una reunión extraordinaria del Consejo Mundial en la que McLaren, Ferrari y el resto de equipos de Fórmula 1 podrán expresar su opinión sobre las investigaciones por espionaje.

"A la FIA le hubiera gustado acabar hoy con este capítulo, pero hay un informe de la comisión de investigación que hace necesaria una segunda vista", explicó.

La escudería McLaren fue sancionada el 13 de septiembre con una multa récord de 100 millones de dólares y la retirada de todos los puntos del campeonato de constructores de 2007.

Se consideró probado que las flechas de plata usaron la información confidencial de Ferrari que llegó al equipo a través del jefe de diseño Mike Coughlan, que mantenía una amistad con el que fuera jefe de mecánicos de la scuderia Nigel Stepney.

La FIA dejó abierta la posibilidad de más sanciones si se demostraba que en los nuevos coches para 2008 se incluía alguno de los datos de Ferrari.

Las pasadas semanas expertos independientes han investigado a McLaren en Woking. Ayer era el día para conocer si habría más castigo, pero ahora habrá que esperar hasta el 14 de febrero.

Stepney pasó a Coughlan un dossier de 780 páginas con datos de Ferrari y esa información circuló entre varios miembros del equipo anglo-alemán, entre ellos, Pedro de la Rosa y Fernando Alonso. Un intercambio de e-mails entre ellos fue clave para la sanción después de que las flechas de plata fueran absueltas en primera instancia.

Pero Renault tampoco puede aún dormir tranquilo. La FIA justificó ayer el porqué de la absolución de la escudería francesa en el caso de espionaje sobre McLaren, pero dejó la puerta abierta a volver estudiar el asunto si aparecen nuevas pruebas. En seis páginas la FIA explicó su decisión y asegura que los datos de las investigaciones no alcanzaron para poder sancionar a Renault.

"El Consejo Mundial debe comprobar si las informaciones a las que tuvieron acceso cuatro trabajadores de Renault tuvieron alguna repercusión en el campeonato", dijo la FIA en el comunicado.

El propio Consejo Mundial señaló que Renault sí atentó contra el artículo 151c del Código Internacional del Deporte, aunque dejó al equipo francés sin sanción, al igual que sucedió con McLaren-Mercedes en julio en la primera vista del proceso por espionaje sobre Ferrari.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios