Un informe concluye que hubo dopaje masivo en T-Mobile desde 1993 a 2006

  • La Universidad de Friburgo, donde ejercieron los doctores acusados de dopar a ciclistas como Erik Zabel, concluye que desde su departamento de medicina deportiva se proporcionó EPO al T-Mobile durante 13 temporadas

Entre los ciclistas y médicos deportivos del equipo alemán T-Mobile se practicó el dopaje masivo desde 1993 hasta 2006, según el informe de la comisión investigadora de la Universidad de Friburgo, donde ejercieron estos doctores.

"Vistas las informaciones de que disponemos, la comisión concluye que entre 1993 y 2006 los corredores del equipo Telekom, luego T-Mobile, fueron dopados por médicos del departamento de medicina deportiva", apunta el informe, presentado hoy. Tales preparadores, de los cuáles hasta ahora se conocen cuatro nombres, habrían percibido "notables sumas" de dinero extra por su trabajo, añade la investigación.

La comisión de la Universidad de Friburgo refrenda asimismo la teoría de que Patrick Sinkewitz, uno de los "confesos" del T-Mobile, suspendido del último Tour de Francia precisamente por dar positivo, no era un caso aislado, tal como el propio ciclista ha sostenido.

Entre otros, cita el caso del velocista Erik Zabel, quien de acuerdo a sus investigaciones inició un tratamiento de EPO de tres semanas en el Tour de Suiza de 1996. Zabel admitió, en una conferencia de prensa con lágrimas en los ojos de mayo del año pasado, haber tomado EPO "por corto tiempo" justo antes del Tour de Francia de ese mismo año. Las rondas de ambos países discurrieron con poco tiempo de diferencia, ya que la de Suiza acabó el 20 de junio y la francesa empezó nueve días después, lo que según la comisión implica que no hay contradicción con lo confesado por el corredor.

Zabel es uno entre la docena larga de ciclistas o ex-ciclistas de ese equipo que confesaron haberse dopado, entre ellos el danés Bjarne Riis, ganador del Tour de Francia de 1996. Jan Ullrich, el único alemán hasta ahora que ganó un Tour, en 1997, insiste en cambio en su inocencia, pese a todas las pruebas en contra reveladas en la trama de la Operación Puerto alrededor de la "clientela" del doctor Eufemiano Fuentes.

T-Mobile, filial de telefonía móvil de Telekom, decidió abandonar el patrocinio del ciclismo el pasado año a consecuencia de los múltiples escándalos de dopaje en sus filas. Parte de lo hasta ahora conocido sobre la implicación de los médicos de Friburgo partió de la confesión de Sinkewitz, tras su exclusión del Tour de Francia, a lo que se ha unido ahora el informe de los investigadores.

La comisión fue elaborado por la propia universidad tras verse implicada en el escándalo y en él aparecen dos nuevos nombres de su equipo médico -y ex-preparadores de T-Mobile- que supuestamente percibieron dinero por dopar a ciclistas. Se trata de los médicos Andreas Blum y Stefan Vogt, contra los que la clínica ha presentado sendas demandas.

Contra ambos existían ya sospechas, por lo que se les había suspendido de sus cargos, pero las conclusiones han llevado a la clínica a presentar una demanda judicial contra ambos. Hasta ahora, los únicos nombres confirmados habían sido, varios meses atrás, los de los médicos Andreas Schmid y Lothar Heinrich.

Las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora demuestran que ambos percibieron mucho más dinero del confesado. En el informe no aparecen nuevos nombres de corredores, pero deja claro que la comisión da por hecho que también otros se doparon con sangre y no sólo en aquella sino en temporadas anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios