Fórmula 1

Las incógnitas de Alonso

  • Aún no se saben las claúsulas de su contrato, salario y patrocinadores en Renault

Comentarios 0

La resaca tras el anuncio del regreso de Fernando Alonso a Renault dejó ayer muchas incógnitas sobre las cláusulas del contrato, salario y patrocinadores, y la casi seguridad de que el piloto español sólo luchará por el título a partir de 2009. Además, sigue abierta la opción de Ferrari en el futuro próximo.

Al asturiano le convenció el nuevo proyecto de Renault, que se sustenta en un buen coche para 2008 -en el que se piensa ya desde mayo-, una nueva línea de pilotos y la confianza en Alonso como estandarte y número uno. Tras una mala temporada fuera del asfalto en McLaren-Mercedes, el ovetense apostó a lo seguro: un ambiente familiar y un equipo al que conoce y que ya sabe cómo proclamarse campeón.

Eso, unido a un suculento contrato y con una mínima duración de dos años que le permitiría dar el salto a Ferrari en 2010, terminó de convencer al doble campeón mundial, que descartó las cifras aún mayores y los proyectos algo utópicos de Honda, Toyota y Red Bull. Pero para volver a ver ganar al español habrá que esperar. "Quizás Renault pueda ser de nuevo parte de los equipos de cabeza esta temporada", dijo Alonso y fijó como meta humilde "acercarse a los podios".

"El objetivo es el título de campeón en 2009", escribió ayer el diario Marca, en lo que coinciden otros especialistas. La razón, el mal rendimiento de Renault en 2007, que hace que el coche deba partir de cero. Las famosas "seis décimas" que Alonso aporta al coche con su talento, tal como argumentó en McLaren, le servirán para acercarse a BMW, pero no tanto como para hacerlo a las "flechas de plata" y a Ferrari.

A pesar de todo, Renault está decidido a volver a la elite. Lejos quedan los rumores de desaparición que hicieron huir espantado a Alonso en 2005. Se invertirá, se trabajará, se buscarán nuevos patrocinadores y Alonso hará el resto para poder ser competitivos en 2009. Haya éxito o fracaso, el futuro de Alonso podría estar en 2010 en Ferrari, sobre todo tras la salida de Jean Todt como máximo jefe. La prensa española, ávida de ver de rojo a Alonso, ya señala que en el contrato el bicampeón mundial ha conseguido imponer una cláusula para poder marcharse el primer año si algo no funciona.

En lo que no hay tanta unanimidad es en cuanto al salario. Unos hablan de 30 millones de euros al año, otros de 35. Más confusión. Pese a la negativa a entrar en Renault anunciada por la telefónica mexicana Telmex, se asegura que la firma y su presidente, el magnate Carlos Slim, son los principales artífices del contrato de Alonso gracias a una buena inyección económica por lucir los logotipos mexicanos en coches y pilotos por los circuitos del mundo. El aviador brasileño Nelsinho Piquet, compañero de Alonso, será la imagen de Telmex.

Otro rumor lo confirma ayer el diario Marca, que aseguró que hasta "McLaren le ofreció a Alonso la posibilidad de volver un año al equipo". Esa fue la última de las múltiples ofertas que tuvo encima de la mesa el piloto. El piloto español se decantó por el cariño y la tranquilidad que da verse rodeado de caras conocidas, pero, siendo imposible ir a BMW y Ferrari en 2008, regresar a Renault era la mejor opción, la única, aunque el título deba esperar, si no hay sorpresas, hasta 2009.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios