La ilusión albiazul contra el potencial

  • Contraste Mientras para los blancos es un partido más, para los onubenses es una jornada esperada y especial Cambios Las lesiones forzarán al entrenador recreativista a introducir dos variantes con respecto a su once tipo

Negar la ventaja del Real Madrid sobre el Recreativo de Huelva es una temeridad propia del forofismo. El líder de la Liga es muy superior al Decano. En condiciones normales la distancia entre ambos es abismal y sobre el papel pocas las opciones de hacerle daño a un oponente de esta entidad. Sobre el papel, porque sobre el césped las historias no siempre coinciden con los guiones establecidos previamente. Si uno se queda con las cifras frías podría quedarse en casa. Presupuestos, nombres, títulos y argumentos que jalonan la primacía merengue en la Liga. Todos recursos suficientes para ganar un campeonato, pero que a veces resultan escasos para ganar un partido porque cuando Iturralde pite el comience del choque más esperado del año habrá algo en lo que el Decano será infinitamente superior al Real Madrid. Será en la ilusión que le permita superar las barreras que lo distancia de su rival.

El equipo de Schuster llega a Huelva en plena crisis de resultados. Ha perdido cuatro de sus último cinco encuentros y, además, tiene la mente puesta en el trascendental choque de la Liga de Campeones del miércoles frente a la Roma. Ante esto, un Recre en constante progreso tras el cambio de inquilino en su banquillo. Los onubenses quieren meter el dedo en la herida blanca y demostrar que la 'maldición andaluza' del Real Madrid, que ha perdido esta temporada todos sus partidos en el sur y que puede ceder su liderato, tras desperdiciar con el Barcelona una ventaja de ocho puntos, es una realidad que va más allá de la anécdota.

La recuperación del Recreativo en las últimas jornadas bajo la dirección de Manolo Zambrano, con dos victorias -en Montjuic con el Espanyol y ante Deportivo de la Coruña- y un empate -en Valencia-, y la irregular marcha del Real Madrid, con dos derrotas consecutivas -Betis y Getafe-, son los argumentos de los onubenses para soñar con un nuevo éxito que les aleje de la zona comprometida de la clasificación, de la cual se encuentran en estos momentos a dos puntos pese a la racha positiva de estas semanas.

Pero en el Decano son conscientes de las dificultades que entraña recibir a un líder enrabietado y acechado por el Barcelona, a sólo dos puntos de distancia, y los mensajes son de calma y cautela porque no hay peor enemigo que el león herido.

Otro factor que no quieren pasar por alto los onubenses son las estadísticas que favorecen notablemente a sus visitantes. En Primera División, en el feudo recreativista, los tres partidos disputados dejan un saldo netamente favorable al Real Madrid: un empate y dos victorias, la última el pasado ejercicio prácticamente le dejó el campeonato de Liga en bandeja a los madridistas.

Para este partido, el técnico albiazul, Manolo Zambrano, recupera a hombres importantes como los defensas Beto, Martín Cáceres y, probablemente, Poli, mientras que, por el contrario, pierde al centrocampista Jesús Vázquez, quien estará de baja entre dos y cuatro semanas, mientras que a última hora se sumó Edu Moya. El lateral extremeño padece una gastroenteritis que le obligará a guardar reposo y le impide medirse al Real Madrid. El problema en este caso se agrava por la ausencia del otro lateral natural de la plantilla. Por esta razón, el técnico onubense tendrá que tirar de recambio extraordinario con Iago Bouzón como lateral. La posición no es nueva para el gallego.

Todas estas novedades harán que cambie la alineación inicial respecto a la que jugó la pasada semana frente al Valencia para volver a la, hasta ahora, más utilizada con la ausencia de Jesús Vázquez, quien será reemplazado por Barber y de Iago Bouzón por Edu Moya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios