tenis abierto de australia

Otra frustración para Nadal

  • El balear se retira lesionado en el quinto set cuando perdía ante Cilic por 2-0 por problemas en el muslo derecho

  • Carla Suárez también se despidió en cuartos al caer ante Wozniacki

Marin Cilic camina junto a Rafael Nadal mientras éste es atendido por los servicios médicos en su muslo derecho. Marin Cilic camina junto a Rafael Nadal mientras éste es atendido por los servicios médicos en su muslo derecho.

Marin Cilic camina junto a Rafael Nadal mientras éste es atendido por los servicios médicos en su muslo derecho. / dean lewins / efe

Rafael Nadal se retiró del Abierto de tenis de Australia por una lesión en la pierna derecha cuando perdía ante el croata Marin Cilic en los cuartos de final por 3-6, 6-3, 6-7 (5-7), 6-2 y 2-0. El número uno del mundo continuó así su maldición en la pista Rod Laver, un escenario que le ha traído más amarguras que alegrías a lo largo de su carrera. Cilic, sexto del ranking, se medirá en una inesperada semifinal al británico Kyle Edmund, que derrotó antes al búlgaro Grigor Dimitrov, tercero de la clasificación de la ATP, por 6-4, 3-6, 6-3 y 6-4. El que gane disputará su primera final en Melbourne.

"Increíble partido, es una pena que no haya podido terminar", dijo Cilic, campeón del US Open 2014, tras lograr su segunda victoria en siete enfrentamientos ante el español, que disputaba en Australia su primer torneo de la temporada después de acabar el año 2017 con problemas en la rodilla. Nadal pidió la asistencia médica en la cuarta manga por unos problemas en el muslo derecho. Trató de continuar, pero tras dos juegos en el quito set arrojó la toalla.

Cilic se medirá en una inesperada semifinal al británico Edmund, que derrotó a DimitrovEn la cuarta manga el balear ya tuvo que ser atendido con 4-1 en contra, pero aguantó

"Me pasó algo que me dejó inhabilitado. La pierna se me quedó bloqueada. Ojalá que no sea algo muy muy grave, porque no me podía mover. Y si no me puedo mover, no voy a ganar. No soy una persona a la que le guste retirarse, pero llegado este punto...", señaló el mallorquín, que hoy se someterá a diversas pruebas para conocer su dolencia. Nadal descartó que se trate de un problema en su maltrecha rodilla derecha o en la cadera, aunque "es difícil saber qué es exactamente ahora, es difícil decir el músculo que falló", dijo con la voz entrecortada y las manos cubriendo su rostro.

El balear salió al encuentro que abría la actividad nocturna de la Rod Laver con una consigna muy clara: no ceder la iniciativa. Dejar el mando al potente croata podía ser letal. Con un alto porcentaje de primeros servicios y golpes más punzantes que en el duelo ante el argentino Diego Schwartzman, el número uno del mundo llevó el ritmo del juego durante el primer parcial. Tuvo hasta cinco oportunidades de break cuando su rival servía con 2-3, pero el gigante balcánico las salvó una tras otra en un juego que duró 13 minutos. Nadal pudo haberlo pagado caro, ya que al siguiente juego fue Cilic el que tuvo su posibilidad de rotura. "¡Sí!", gritó el campeón de 16 Grand Slam tras salvarla con un ace. El español no falló al juego siguiente y finalmente logró romper el saque de su rival para cerrar después el set con una derecha ganadora mientras las banderas españolas se agitaban en las gradas de la Rod Laver.

Parecía tener el partido en sus manos cuando logró un nuevo break en el segundo set tras una doble falta del croata, desconcertado y nervioso por una violación de tiempo que le cobró la jueza. Cilic, sin embargo, no perdió los estribos y recuperó pronto la rotura. Nadal, poco a poco, fue jugando cada vez más a la defensiva ante la potencia del croata, que volvió a quebrar su saque para cerrar luego el parcial con un ace.

Con 1-1, el tercer capítulo cobraba una importancia suprema. Y así lo vivieron ambos jugadores en 72 minutos de máxima tensión. Tuvo Nadal un set point cuando Cilic sacaba con 4-5, pero se llegó al tie break. En la muerte súbita Cilic falló un drive clave cuando iban 5-5 y Nadal no perdonó para cerrar con un smash con un tenis mucho menos fluido que en el comienzo. Ganó el set con el corazón.

Pero su cuerpo daba señales de agotamiento y Cilic se puso pronto con 4-1 en la cuarto manga. El español pidió entonces atención médica por un problema en el muslo derecho y desde entonces se agarró al partido como pudo, más por coraje que por físico. El croata se apuntó el cuarto set y apenas unos minutos después de que comenzara la quinta manga, cuando Cilic rompió su servicio para colocarse 2-0, Nadal dijo basta. Cruzó la pista y se retiró de un torneo en el que acumula muchos malos recuerdos.

Por lo demás, Australia se quedó sin representación española al perder Carla Suárez ante la danesa Caroline Wozniacki, segunda favorita, por 6-0, 6-7 (3) y 6-2. Wozniacki se enfrentará en esa ronda con la belga Elise Mertens, que derrotó a la ucraniana Elina Svitolina por un 6-4 y 6-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios