El fichaje del pívot Chris Heinrich no fructifica

  • Un problema burocrático deja al CB Huelva 'cojo' en la pintura

Comentarios 1

El pívot Christian Heinrich no jugará en el Ciudad de Huelva, salvo sorpresa mayúscula. Un problema burocrático en la inscripción del jugador estadounidense con pasaporte alemán deja al club onubense 'cojo' en su juego interior hasta el final de la temporada.

El pasado viernes se cerró el plazo de fichajes de jugadores en la Adecco LEB Oro y el conjunto onubense anunció que había contratado a Heinrich, un pívot de 2,08 metros de altura, procedente del Pavia italiano, que milita en la Legadue (A-2).

"Nosotros presentamos toda la documentación correctamente en la Federación Española de Baloncesto -explica el director deportivo del Ciudad de Huelva, Pedro Zalvide-. El problema es que el transfer que debía enviar el viernes la Federación Italiana a la Española se retrasó y llegó el lunes, con lo que nos han denegado el alta del jugador".

"El Pavia envió el viernes al mediodía la documentación a la Federación Italiana, incluso a nosotros nos remitió la carta de libertad, de desvinculación, que también reenviamos a la Española", añade Zalvide.

El Ciudad de Huelva ha presentado un recurso a la decisión de la FEB de denegar el fichaje, pero el propio Zalvide admite que "el tema está muy complicado".

Así pues el equipo onubense afronta el partido del próximo sábado en Lugo, frente al Leche Río Breogán, con sólo dos pivots natos: Antonio Morón y Darius Silinskis. En la plantilla también está el nigeriano Ugonna Onyekwe, quien sigue recuperándose de una intervención quirúrgica en la rodilla.

El entrenador, Pepe Rodríguez, indica que la ausencia de Heinrich hace que "estemos en franca desventaja con todos los rivales. Tenemos notables carencias en el juego interior".

El técnico sólo dispone de ocho jugadores para afrontar el próximo encuentro y a buen seguro tendrá que hacer de nuevo 'encaje de bolillos' en la pintura. Evidentemente seguirá utilizando el recurso de situar a Souley Drame como pívot, y probablemente también decida colocar en esa posición, como ya hiciera en el pasado encuentro frente al CAI Zaragoza, a Pavel Ermolinski. Lo curioso es que el joven islandés, en otros momentos de la temporada, llegó a jugar de base.

En definitiva el panorama que se le presenta al CB Huelva es desolador, con unos trabajadores que no cobran y un plantel 'cojo'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios