La expedición regresó muy molesta con la actuación de Daudén

  • Dar un gol en fuera de juego y un criterio diferente en las tarjetas, los errores del aragonés

Los profesionales albiazules regresaron de Santander muy molestos con la actuación de Daudén Ibáñez en el partido ante el Racing.

Para los onubenses, que ya al terminar el partido expresaron su pesar con el aragonés, la concesión del primer gol cántabro -nacido en un fuera de juego de Tchité- y la peculiar forma de mostrar las tarjetas -casi siempre en perjuicio de los recreativistas- son los pecados capitales de Daudén.

Por si fuera poco, en el Recre también causó un gran malestar las continuas faltas castigadas en su contra, en jugadas que no tenían correspondencia en su castigo cuando el infractor era el Racing. Eso, según todos, fue minando la confianza de los albiazules, que en momentos puntuales hasta dudaban a la hora de meter el pie.

Manolo Zambrano, entrenador del Decano, fue uno de los que más alzaron la voz en contra de la actuación del colegiado aragonés.

En la sala de prensa del estadio de El Sardinero ya mostró su contrariedad con el arbitraje, comentando que no quería que se le diera nada al Recre "pero que tampoco se le quitara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios